PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

La OMS aprueba una nueva vacuna para prevenir la fiebre tifoidea

La OMS ha aprobado una nueva vacuna contra la fiebre tifoidea que se puede administrar a los menores de dos años, y que en los ensayos clínicos ha demostrado una efectividad del 87% para prevenir la infección.
Vacunación de un bebé para prevenir la fiebre tifoidea

Con esta vacuna se evitarían millones de infecciones y miles de muertes, e incluso llegar a erradicar la fiebre tifoidea.

02 de Noviembre de 2017

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aprobado una nueva vacuna contra la fiebre tifoidea, que se puede administrar a los niños pequeños, y que si se incluye en las campañas de vacunación de los países de medianos y bajos ingresos donde es más prevalente esta enfermedad infecciosa, podrían evitarse millones de infecciones y miles de muertes, e incluso llegar a erradicarse.

Actualmente se dispone de dos vacunas para prevenir la fiebre tifoidea, pero no están indicadas para niños menores de dos años, de ahí la importancia de este nuevo fármaco, que ha demostrado una efectividad de hasta el 87% en un ensayo clínico realizado por la Universidad de Oxford (Reino Unido) con 112 personas a las que se administró la vacuna antes de infectarse con la bacteria responsable de la enfermedad, y está previsto que se incorpore en los programas de vacunación de 68 países de bajos ingresos económicos.

La bacteria que provoca la fiebre tifoidea produce alrededor de 22 millones de infecciones cada año en el mundo y alrededor de 220.000 muertes

Vacunar a los niños de entre seis meses y 15 años de edad

La Salmonella typhi, que es la bacteria que provoca esta patología, y que se estima que produce alrededor de 22 millones de infecciones cada año en el mundo y alrededor de 220.000 muertes, se transmite principalmente como consecuencia de unos sistemas de saneamiento y de higiene deficientes, y por ello afecta sobre todo a la población de los países en vías de desarrollo.

La OMS ha aconsejado que se administre la vacuna primero a los bebés de seis meses en aquellos países donde la fiebre tifoidea es endémica, y posteriormente se establezca un programa para extender la cobertura a la población infantil hasta los 15 años de edad.

Los expertos advierten de que la S. typhi está desarrollando resistencia a los antibióticos pero, como ha explicado el profesor Andrew Pollard, que ha dirigido los ensayos para probar la nueva vacuna, si las coberturas de vacunación se amplían a todas las comunidades afectadas se deberían evitar la mayoría de los casos, y si además se consigue interrumpir la transmisión de la infección –algo que aún no se ha demostrado– se podría eliminar de todas esas zonas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD