Test de anticuerpos: más eficaces a los 15-35 días de iniciar síntomas

El momento en el que se realizan los test de anticuerpos para detectar COVID-19 es crucial, porque pueden dar falsos positivos o negativos, y solo son más precisos si se realizan entre los 15 y los 35 días tras la aparición de los síntomas.
Escrito por: Eva Salabert

26/06/2020

Test anticuerpos IgA

Los test para detectar anticuerpos del coronavirus podrían no ser efectivos si no se realizan en el momento adecuado, ya que una revisión de 11.000 estudios que han llevado a cabo investigadores Cochrane de universidades de todo el mundo dirigidos por expertos de la Universidad de Birmingham (Reino Unido), muestra que estas pruebas probablemente solo sean útiles para detectar una infección por SARS-CoV-2 si se hace al menos 14 días después del inicio de los síntomas de COVID-19

Combinando los datos de numerosos estudios los investigadores han comprobado que estos test no son suficientemente precisos para confirmar si alguien tiene el coronavirus si se usan en las dos primeras semanas tras la aparición de los síntomas. Además, según los investigadores, los estudios mostraron que los test no detectarían uno de cada 10 casos de COVID-19. Sin embargo, son cautelosos a este respecto porque los estudios analizados eran pequeños, no contenían suficientes información y se habían hecho con grupos seleccionados de pacientes.

Entre los días 15 y 35 tras el inicio de los síntomas, las pruebas de anticuerpos detectaron con precisión más del 90% de las personas con COVID-19

Este tipo de test de detección de anticuerpos constituyen una herramienta de salud pública clave, ya que permiten identificar a los individuos infectados por el SARS-CoV-2 y ayudan a evaluar la propagación de la infección, pero para ello es muy importante averiguar hasta qué punto son fiables sus resultados. El sistema inmunitario de las personas con COVID-19 responde desarrollando proteínas en la sangre que se denominan anticuerpos y cuya función es atacar al virus. Por ello, si se detectan anticuerpos en la sangre de una persona esto podría indicar si padece la infección en la actualidad o la ha tenido anteriormente.

Se analizaron tres tipos de anticuerpos: IgA, IgG e IgM

El organismo produce tres clases de anticuerpos: IgA, IgG e IgM, y la mayoría de los test de anticuerpos miden IgG and IgM, pero algunos miden un solo anticuerpo, o combinaciones de los tres anticuerpos. Los niveles de anticuerpos aumentan y caen en diferentes momentos tras contraer la infección, y los niveles de IgG generalmente se incrementan pocas semanas después de contraer la infección.

Los autores del trabajo descubrieron que la sensibilidad de los test de anticuerpos está estrechamente vinculada con el momento en que se realiza la prueba. De hecho, las pruebas de los anticuerpos IgG e IgM entre los días ocho y 14 tras el inicio de los síntomas identificaron correctamente solo al 70% de las personas con infección por coronavirus.

Aún no hay suficientes estudios para estimar la sensibilidad de las pruebas de anticuerpos más allá de los 35 días posteriores al comienzo de los síntomas

 

Sin embargo, cuando los investigadores observaron los datos reportados entre los días 15 y 35 tras el inicio de los síntomas, las pruebas de anticuerpos detectaron con precisión más del 90% de las personas con COVID-19. También han advertido que no hay suficientes estudios aún para estimar la sensibilidad de las pruebas de anticuerpos más allá de los 35 días posteriores al comienzo de los síntomas.

Para dar algunos ejemplos de las cifras obtenidas donde alrededor del 50% de las personas podía haber tenido COVID-19 –como en el caso de los profesionales sanitarios que presentaron síntomas respiratorios– los investigadores predijeron que habría siete falsos positivos y 43 falsos positivos por cada 1.000 personas sometidas a un test combinado de IgG e IgM entre los días 15 y 21 tras la aparición de los síntomas.

Y donde alrededor del 20% de las personas tenían COVID-19 –probablemente en centros de atención sanitaria– preveían 17 situaciones de COVID-19 no detectadas por cada 1.000 personas que se hicieran el test y 10 resultados falsos positivos. Esto significa que en una población cerca del 5% había tenido COVID-19. Los investigadores opinan que se habrían dejado de detectar cuatro infecciones por cada 1.000 personas evaluadas y 12 resultados serían falsos positivos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD