Un segundo paciente con VIH habría eliminado el virus de su cuerpo

Científicos identifican a un segundo paciente con infección por VIH que parece haber eliminado el virus sin tratamiento, lo que atribuyen a una respuesta inmune de células T asesinas que podría ayudar a desarrollar nuevas terapias.
Escrito por: Eva Salabert

17/11/2021

2º paciente elimina VIH sin tratamiento

El virus de inmunodeficiencia humana (VIH) sitúa copias de su genoma en el ADN de las células humanas creando un reservorio viral y pasando desapercibido tanto para las defensas del organismo, como para los fármacos que se emplean para tratar el VIH. La terapia antirretroviral es capaz de evitar que se produzcan nuevos virus, pero no de eliminar el reservorio, en el que se siguen formando nuevas partículas virales, lo que obliga a los afectados a seguir un tratamiento a diario para suprimir el virus.

Se sabe, sin embargo, que determinados individuos –a los que se ha denominado controladores de élite– tienen un sistema inmunológico que puede eliminar el VIH sin tomar medicamentos, porque a pesar de que siguen teniendo reservorios o depósitos virales en los que se pueden producir más virus, una célula inmunitaria conocida como célula T asesina les permite mantener la supresión del VIH sin medicación.

Un equipo de investigadores del Instituto Ragon del Hospital General de Massachusetts (MGH), el MIT y Harvard, en Estados Unidos, que han realizado estudios sobre los reservorios de VIH de estos controladores de élite identificaron a una paciente que no tenía la secuencia viral del VIH intacta en su genoma, lo que indica que su sistema inmunológico podría haber eliminado el reservorio del VIH, lo que los científicos llaman una cura esterilizante.

Se podrían desarrollar terapias para enseñar a los sistemas inmunitarios a imitar las respuestas de las células T asesinas para combatir una infección por VIH

Los investigadores secuenciaron miles de millones de células de esta persona, a la que se conoce como el Paciente de San Francisco, en busca de cualquier secuencia del VIH que se pudiera usar para crear un nuevo virus, pero no encontraron ninguna. Este fue el primer caso conocido de una cura esterilizante sin un trasplante de células madre, y se publicó en Nature en 2020.

Ahora, el mismo equipo de científicos ha informado del hallazgo de un segundo individuo –conocido como Paciente Esperanza– infectado por el VIH y no tratado que tampoco tiene genomas intactos del VIH, que se encuentran en más de 1.190 millones de células sanguíneas y 500 millones de células de tejido secuenciadas, lo que podría suponer el segundo caso de cura esterilizante, según los datos publicados en Annals of Internal Medicine.

Respuesta específica de linfocitos T asesinos contra el VIH

La doctora Xu Yu, miembro del Instituto Ragon del MGH, el MIT y Harvard, ha afirmado que “Estos hallazgos, especialmente con la identificación de un segundo caso, indican que puede haber un camino viable hacia una cura esterilizante para las personas que no pueden hacer esto por sí mismas”. Según la experta los resultados encontrados pueden indicar que en ambos pacientes se produce una respuesta específica de linfocitos T asesinos común que impulsa esta respuesta, y que sería posible que hubiera otras personas con VIH que también hubieran conseguido una cura esterilizante.

Si los investigadores son capaces de comprender los mecanismos inmunitarios subyacentes a esta respuesta podrían desarrollar terapias para enseñar a los sistemas inmunitarios a imitar estas respuestas cuando se produzca una infección por VIH. Yu concluye: “Ahora estamos buscando la posibilidad de inducir este tipo de inmunidad en personas en TAR mediante la vacunación, con el objetivo de educar a sus sistemas inmunológicos para que puedan controlar el virus sin TAR”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD