PUBLICIDAD

Diseñan nanopartículas para tratar el cáncer cerebral más letal

Una nuevas nanopartículas logran introducir medicamentos genéticos en las células cancerosas de tumores cerebrales humanos implantados en ratones, y podrían permitir tratar el glioblastoma, un cáncer muy agresivo.
Escrito por: Caridad Ruiz

21/01/2019

Tumor cerebral

Científicos españoles han desarrollado un tratamiento basado en nanopartículas que penetran en los tumores cerebrales más letales y a la vez más comunes –el glioblastoma multiforme–, de tal forma que consiguen transportar fármacos genéticos al interior de las células cancerosas. Esta terapia constituye una gran esperanza para lograr combatir este agresivo cáncer de cerebro, cuyos afectados tienen una supervivencia media tras la cirugía de poco más de 14 meses, y tan solo el 5% de ellos consiguen sobrevivir a los cinco años del diagnóstico.

El experimento, que ha contado con la financiación de la Fundación BBVA, se ha probado en ratones, y los resultados se han publicado en la revista Advanced Therapeutics. Sus autores, investigadores del Centro de Investigación en Medicina Molecular y Enfermedades Crónicas (CiMUS) en la Universidad de Santiago, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III y la Universidad de Nottingham (Reino Unido), han empleado unos nuevos nanomateriales, llamados polifosfacenos, que consiguen que los medicamentos genéticos puedan alcanzar el interior de la células tumorales.

Los nuevos nanomateriales, llamados polifosfacenos, consiguen que los medicamentos genéticos puedan alcanzar el interior de la células tumorales del cerebro

Según los investigadores, el empleo de medicamentos genéticos capaces de silenciar los genes que causan los tumores presenta prometedoras posibilidades para desarrollar terapias más personalizadas y efectivas para el tratamiento del cáncer. La mayor dificultad para su empleo hoy es que aún presentan grandes problemas de estabilidad y transporte en el organismo. De hecho, cuando una célula se expone a una secuencia de estos fármacos, menos de una de cada 100 de estas secuencias se llega a introducir en la célula y cumplir su función, porque antes de conseguirlo los medicamentos son degradados por las vesículas digestivas.

Este nuevo tratamiento con nanopartículas, cargadas con una secuencia de fármaco genético que suprime las células iniciadoras del glioblastoma multiforme, puede ser la solución a este problema gracias a la acción de los polifosfacenos. El experimento se realizó en ratones a los que se les implantaron tumores humanos, y en combinación con la quimioterapia –temozolamida– produjo una reducción nodular mayor que un tratamiento solo con el fármaco quimioterápico.

Un complemento a la cirugía para extirpar el tumor

Según los investigadores, la idea es que se puedan iniciar los primeros ensayos clínicos en humanos con este tratamiento dentro de cuatro o cinco años. Se concibe como un complemento del que se realiza ahora mismo, es decir, la extirpación del tumor con cirugía y el tratamiento con quimioterapia para que las células tumorales no se reproduzcan.

Los científicos creen que se podría aprovechar la intervención quirúrgica para implantar esas nanopartículas en el cerebro, tal y como se hizo en los ratones con buenos resultados. En cambio, inyectadas por vía intravenosa no tuvieron tantas posibilidades de éxito.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD