La viruela del mono podría llevar tiempo circulando sin ser detectada

La viruela del mono podría haber estado circulando desde hace tiempo sin que fuese detectada según ha apuntado la OMS. Sin embargo, ha tranquilizado diciendo que no los brotes son controlables y no tan preocupantes como el COVID-19.
Escrito por: Natalia Castejón

31/05/2022

Manos con síntomas de viruela del mono

Los casos de la viruela del mono siguen aumentando en zonas donde no se habían notificado nunca, sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) cree que la aparición repentina de la viruela del simio simultáneamente en varios países no endémicos sugiere que el virus podría haber estado circulando tiempo atrás sin que fuese detectado, unido a eventos amplificadores recientes. En todo caso, ha llamado a la tranquilidad y ha dicho que esta enfermedad no es tan preocupante como el COVID-19 y ve “poco probable que se convierta en una pandemia”, aunque “tendremos más casos en los próximos días”, ya que “no sabemos si estamos viendo el pico del iceberg”, según ha apuntado la jefa de prevención de pandemias Sylvie Briand.

PUBLICIDAD

Según los datos de la OMS dados a conocer en la celebración de la 75º Asamblea Mundial de la Salud, hasta el 26 de mayo se han confirmado 257 casos de viruela del mono en laboratorio y hay unos 120 casos sospechosos, aunque podría haber muchos mas casos sin detectar. De momento hay afectados por el virus Monkeypox en 23 Estados Miembros y se sigue sin encontrar ninguna relación entre los casos notificados y los viajes a zonas donde esta enfermedad está presente, y la mayoría se han presentado a través de los servicios de atención primaria o de salud sexual.

Esta identificación de casos confirmados y sospechosos de viruela símica sin vínculos directos de viaje a un área endémica es atípica. La epidemiología temprana de los casos iniciales notificados a la OMS por los países muestra que los casos se han notificado principalmente entre hombres que tienen sexo con hombres (HSH).

PUBLICIDAD

Tal y como indican en el informe, el mayor número de casos se encuentra en Reino Unido, con 106 notificados, seguido por Portugal (49) y España (49) –aunque el Ministerio de Sanidad notificó el 30 de mayo 120 casos–. Fuera de la zona OMS, Canadá contabiliza 26 casos y Estados Unidos 10. Este número de casos es insignificante con el que se obtiene en los países endémicos, donde, por ejemplo, la República Democrática del Congo acumula 1.284 casos y 58 muertes.

La OMS cree que se puede contener el brote de viruela del mono

No obstante, la OMS ha reconocido que todavía hay mucho desconocimiento sobre esta enfermedad y que no saben si el aumento de casos en zonas no endémicas se debe a que el virus ha cambiado, convirtiéndose en más transmisible, algo que creen poco probable, o que está causado por un comportamiento humano.

PUBLICIDAD

Desde la OMS han explicado que “lo más probable es que este brote se pueda contener con facilidad y, de hecho, tenemos herramientas para ello, aunque primero hay que ver cómo se pueden emplear y estimar las cantidades de terapias que tenemos en todo el mundo”, aunque recalcan que no será necesaria una vacunación masiva de la población.

“Lo más probable es que este brote se pueda contener con facilidad y, de hecho, tenemos herramientas para ello”

Se ha hecho hincapié en que la viruela del mono no reviste la misma gravedad que el COVID-19, la pandemia que llevamos arrastrando más de dos años. La organización afirma que, aunque un solo caso de viruela en un país no endémico se considere un brote, esta enfermedad no se transmite tan rápido como el coronavirus y que no es tan preocupante.

PUBLICIDAD

Como acciones inmediatas para intentar frenar el aumento de casos, la OMS indica que los Estados deben centrarse en proporcionar información precisa a las personas que puedan estar en mayor riesgo de contraer la viruela del mono, en detener una mayor propagación entre los grupos de riesgo y en proteger a los trabajadores sanitarios que se encuentran en primera línea.

Actualizado: 31 de mayo de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD