PCR (Reacción en cadena de la polimerasa)
La reacción en cadena de la polimerasa (PCR) es una técnica de laboratorio que permite amplificar pequeños fragmentos de ADN para identificar gérmenes microscópicos que causan enfermedades, como el coronavirus.

Cuándo se hace una PCR

Actualizado: 22 de diciembre de 2021

Se recomienda realizar una PCR en todas las situaciones en las que se quiera detectar cadenas de ADN y amplificarlo, ya sea para realizar estudios sobre él o para poder identificar su secuencia exacta. Actualmente se están usando para la detección del COVID-19 en contactos estrechos o personas con sintomatología compatible. Como por ejemplo, en las siguientes:

  • Detección del COVID-19: es la prueba más sensible y fiable para el diagnóstico de casos positivos de infección por coronavirus. Para ello se toma una muestra a través de exudado nasofaríngeo, orofaríngea o nasal, aunque en algunos casos (por ejemplo en niños) puede hacerse con muestras de saliva, aunque hay que tener en cuenta que la carga viral es menor en este caso. La PCR detecta si existe una infección activa en el cuerpo tanto en pacientes sintomáticos como asintomáticos. No detecta si se ha superado el COVID-19 o si se tienen anticuerpos. 
  • Diagnóstico microbiológico: el método más fiable para identificar un germen, como el coronavirus, es aislarlo en un cultivo microbiológico, pero a veces no es posible llevarlo a cabo, ya sea porque el método de cultivo es difícil o porque sea demasiado caro. En esos casos la PCR puede detectar material genético del microorganismo que sea necesario detectar. La toma de la muestra puede ser de cualquier tipo:
  • Detección de mutaciones genéticas: las enfermedades genéticas están causadas por una mutación focal en una región del ADN concreta. Estudiarlas directamente es muy difícil, por eso se opta por multiplicar primero todo el ADN de la muestra y hacer estudios con base más amplia. Así se confirma el diagnóstico de muchas enfermedades como la fibrosis quística, el corea de Huntington, la enfermedad de Rendu-Osler-Weber, etcétera.
  • Estudios de medicina legal: su uso está muy extendido en este campo y tiene multitud de aplicaciones. Las más frecuentes son la identificación de cadáveres, el estudio de pruebas de escenas del crimen, investigación de casos de abuso sexual, estudios de paternidad, etcétera. Todas ellas se basan en la amplificación del ADN para estudiar su secuencia con facilidad.
  • Revisiones de VIH o hepatitis víricas: el VIH y los virus de la hepatitis C y B se encuentran constantemente en la sangre de las personas infectadas. Se deben estudiar sus niveles periódicamente para conocer la gravedad de la enfermedad y para ello se utiliza la detección de ADN con PCR.a

PUBLICIDAD

Creado: 21 de marzo de 2014

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD