PUBLICIDAD

Entrevistas de Salud al día
Dr. Ignacio Javier Melero

Dr. Ignacio Javier Melero

Especialista en inmunología de la Clínica Universidad de Navarra
“Estamos en una edad de oro en la que la investigación sobre la inmunoterapia del cáncer está dando fruto abundante”

Dr. Ignacio Javier Melero Bermejo, especialista en inmunología de la Clínica Universidad de Navarra.

La inmunoterapia se perfila como uno de los pilares en los que se basará el tratamiento del cáncer porque, a diferencia de la quimioterapia, que además de actuar contra el tumor daña otros tejidos y órganos, la inmunooncología dirige su acción únicamente contra las células cancerosas, facilitando al sistema inmune la tarea de reconocerlas como lo que son, organismos nocivos y destructivos a los que hay que eliminar. Aunque una gran parte de la inmunooncología todavía se encuentra en fase de investigación, el Dr. Ignacio Javier Melero, experto en inmunoterapia experimental del cáncer de la Clínica Universidad de Navarra, explica que tras numerosos intentos infructuosos en los que la efectividad comprobada en modelos animales no se conseguía replicar en seres humanos, la investigación ya ha empezado a arrojar resultados positivos, por lo que expresa su confianza en que en un futuro próximo se pueda disponer de fármacos de este tipo para tratar distintos cánceres.

¿En qué consisten y cómo funcionan los tratamientos contra el cáncer basados en la inmunoterapia?

En estrategias que consiguen engañar a las células del sistema inmunitario para que destruyan a las células del tejido canceroso como lo harían en la lucha contra un virus. Con este fin se ha desarrollado un compendio de herramientas entre las que ahora destacan un conjunto de anticuerpos hechos en el laboratorio para actuar como fármacos sobre los receptores que regulan la intensidad de la respuesta inmunitaria. De estos anticuerpos destacan los que bloquean la vía del receptor PD-1 y sus ligandos.

¿Se puede utilizar la inmunoterapia para todos los tipos de cáncer?

Hoy por hoy pensamos que la inmunoterapia puede ser eficaz frente a la mayoría de las enfermedades malignas, ya que todos los tumores albergan mutaciones en sus proteínas que permiten su reconocimiento por el sistema inmunitario.

Los tratamientos contra el cáncer basados en inmunoterapia consisten en estrategias que consiguen engañar a las células del sistema inmunitario para que destruyan a las células del tejido canceroso como lo harían en la lucha contra un virus

¿En qué casos se ha comprobado que su efectividad es mayor?

Tenemos más evidencia en melanoma, en cáncer de pulmón no microcítico, en el cáncer renal, el cáncer de vejiga, el cáncer de laringe, o el de cavidad oral.

¿En qué pacientes estaría más indicada? ¿Existen contraindicaciones para su uso?

Muy posiblemente en aquellos casos en los que se ven abundantes linfocitos infiltrando ya el tumor pre-tratamiento.

Dado que en algunos casos despertamos reacciones similares a la autoinmunidad, pero autolimitadas, estamos excluyendo a los pacientes con enfermedades autoinmunes activas diagnosticadas.

Un gran futuro para la inmunoterapia

La inmunoterapia, ¿se emplea sola, o en combinación con otros tratamientos?

Se están realizando aproximaciones en monoterapia y combinadas. Me gustaría resaltar que en muchos casos las distintas inmunoterapias sinergizan entre si.

En algunos casos precipitamos reacciones inflamatorias en tejidos no cancerosos, pero prácticamente siempre responden al tratamiento y no se perpetúan en el tiempo

¿Tiene efectos secundarios adversos, como ocurre con la quimioterapia?

Sí, en algunos casos precipitamos reacciones inflamatorias en tejidos no cancerosos. Afortunadamente, prácticamente siempre responden al tratamiento y no se perpetúan en el tiempo. En general, el perfil de seguridad se compara muy favorablemente con los tratamientos convencionales.

¿Consigue esta terapia curar definitivamente cánceres en los que han fracasado previamente otros tratamientos?

Hay casos en los que esto es claramente así, pero tenemos que conseguir identificarlos pre-tratamiento mediante biomarcadores.

La industria farmaceútica considera a España entre los países más eficientes en la realización de ensayos clínicos

¿Desde cuándo se utiliza la inmunoterapia oncológica, y cuáles son los avances más significativos que se han desarrollado en este campo?

Llevamos décadas de intentos, y se han obtenido muchos datos interesantes en modelos animales, que no demostraban sin embargo eficacia al ser ensayados en pacientes humanos. Una larga historia de fracaso que hacía pensar a algunos que la inmunoterapia del cáncer era una tarea quijotesca. Pero ahora estamos en una edad de oro en la que la investigación está dando fruto abundante. Hay dos motores cruciales en este progreso vertiginoso: en primer lugar la competencia feroz entre varias compañias farmacéuticas con agentes similares. El segundo es que los órganos que ofrecen financiación pública y privada para la investigación estan priorizando intensamente nuestro campo.

En esto me dan un poco de envidia mis colegas americanos y anglosajones que están recibiendo cuantiosas donaciones de mecenas, asociaciones de pacientes, y generosos grants de origen tanto público como de fundaciones privadas. Desde este punto de vista en España llevamos retraso y gran desventaja en cuanto a financiación, lo que contrasta con la presencia de excelentes profesionales a nivel senior y junior. De hecho, la industria farmaceútica nos considera entre los países más eficientes en la realización de ensayos clínicos. Me atrevo a predecir que los próximos dos años van a estar llenos de portadas periodísticas sobre los resultados de la inmunoterapia, y confiemos en que desde España podamos hacer alguna contribución destacada a pesar de las circunstancias económicas.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD