Como siempre en el tema de los primeros auxilios, también en el caso de la hipotermia existen acciones que no son beneficiosas y que pueden ser perjudiciales para la víctima. Esto es lo que no debes hacer si atiendes a alguien que presente una bajada brusca de su temperatura corporal:

  • Nunca dar a la víctima por muerta. Aunque el cuerpo esté frío y no se encuentren pulsaciones, existen casos de recuperación completa sin secuelas. Esto es porque el cerebro, aunque ralentizado, no está totalmente dañado y tarda más que el resto del cuerpo en dejar de funcionar.

    PUBLICIDAD

  • Si hay partes del cuerpo congeladas, como dedos de las manos o de los pies, no frotarlas, hay que envolverlas en vendas tibias.
  • No usar una fuente de calor directo para calentar a la víctima, como agua caliente, fuego, mantas eléctricas o lámparas de calor. Al dar calor rápidamente la circulación se reactiva, en este caso, la sangre, aún fría, circula por los órganos vitales y los enfría, provocando un empeoramiento de la víctima.
  • No proporcionarle bebidas alcohólicas.
  • En los pacientes con hipotermia existe el riesgo de arritmias cardiacas graves. Por ello, hay que manejar a la víctima con suavidad y no realizar movimientos bruscos. Los movimientos intempestivos, o incluso los ruidos excesivos o disonantes, pueden facilitar la aparición de estas arritmias cardiacas y llevar a la muerte del enfermo.

    PUBLICIDAD

Creado: 25 de mayo de 2012

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD