PUBLICIDAD

Intolerancia a la histamina
Problemas digestivos como la dispepsia o la diarrea pueden indicar una intolerancia a la histamina, provocada por un exceso de esta sustancia en el organismo. Te explicamos cómo identificar y prevenir este trastorno.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Diagnóstico de la intolerancia a la histamina

Diagnóstico de la intolerancia a la histamina

La intolerancia a la histamina es un proceso difícil de diagnosticar porque los posibles síntomas son múltiples. Antes de pensar en una intolerancia a la histamina alimentaria hay que descartar que se trate de una alergia, realizando test cutáneos o determinación de IgE de alérgenos alimentarios. También se deben medir los niveles de triptasa para descartar una posible mastocitosis sistémica. Además, en primer lugar, es fundamental investigar cuál es la causa de la intolerancia.

Una ayuda al diagnóstico de la intolerancia a la histamina sería la realización por parte del paciente de un diario de comidas y síntomas para intentar descubrir cuáles son los alimentos que provocan el problema. Otros procedimientos que se han sugerido son la medición de la histamina en sangre después de la ingesta de un alimento que provoque síntomas, pero esto es caro y sus resultados son difíciles de interpretar, además de no ser una prueba estandarizada.

Se puede medir la actividad de la DAO (diamina oxidasa) y la HNMT (histamina N-metiltransferasa). También se podrían determinar los polimorfismos de estas enzimas para detectar una posible predisposición genética a tener déficit de ellas con más facilidad, pero no son pruebas disponibles en todos los centros. Por otro lado, la actividad de DAO y HNMT es poco útil, porque la concentración de histamina en sangre es inestable, y se ha visto que hasta la mitad de los pacientes con intolerancia a la histamina tienen actividad de DAO normal, y que está reducida en el 17% de las personas que no tienen síntomas.

Se ha propuesto hacer pruebas con inyección de histamina en la piel, pero a día de hoy tampoco es una prueba suficientemente validada. Por lo tanto, no existe un diagnóstico de certeza para las personas con esta intolerancia. Solamente la combinación de la sospecha clínica por los síntomas del paciente y la respuesta a una propuesta nutricional, además de la exclusión de otras causas, permiten inferir un diagnóstico de intolerancia a la histamina.

En cuanto al cuadro descrito de HANA por el grupo investigador español (Dr. López Elorza) el diagnóstico propuesto para esta entidad es muy complejo. Requeriría exponer células del paciente a determinados antígenos alimentarios y valorar el tipo de respuesta histamínica que se produce como consecuencia de esta interacción. Estas pruebas no se realizan en la mayoría de los laboratorios. Por otro lado, esta entidad no está plenamente reconocida de forma “oficial”.

Actualizado: 19 de Noviembre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD