PUBLICIDAD

Intolerancia a la histamina
Problemas digestivos como la dispepsia o la diarrea pueden indicar una intolerancia a la histamina, provocada por un exceso de esta sustancia en el organismo. Te explicamos cómo identificar y prevenir este trastorno.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Síntomas de la intolerancia a la histamina

Síntomas de la intolerancia a la histamina

Los síntomas de la intolerancia a la histamina pueden ser múltiples, inespecíficos y mal interpretados, y pueden ser debidos de forma directa al exceso de histamina en el organismo. Otros síntomas son secundarios a la fabricación de catecolaminas de forma secundaria a la presencia de histamina.

Por otro lado, la intolerancia a la histamina por déficit de DAO (diamina oxidasa) tiene su propia causa con sus propios síntomas (como el SIBO o la disbiosis, por mencionar solo dos ejemplos). Esta intolerancia no es un proceso alérgico, puesto que no está mediado por los mismos mecanismos, y la histamina procede de fuera del organismo, no es producida por las propias células como sucede en una alergia.

Los síntomas digestivos causados por intolerancia a la histamina más frecuentes son el dolor abdominal, habitualmente de tipo retortijón; así como la hinchazón abdominal y la diarrea. También puede presentarse con dispepsia, sensación de reflujo gastroesofágico y pirosis. Las náuseas son habituales.

También hay personas con este problema en las que aparecen síntomas respiratorios, como tos, dificultad para respirar, o asma, además de mucosidad nasal y estornudos. En casos graves puede haber edema de lengua o de glotis.

problemas en el piel

En la piel son frecuentes las reacciones urticariformes con habones, aunque puede ser que solamente haya picor. A nivel neurológico destaca el dolor de cabeza, sobre todo de tipo migrañoso, además de los mareos inespecíficos y la niebla mental. En ocasiones puede haber pérdida de conocimiento. En las mujeres es común que haya alteración del ciclo menstrual y fluctuación de la gravedad de los síntomas en función del momento del ciclo, porque la concentración de la DAO varía según la fase del mismo.

Estos síntomas en general pueden durar horas o un día después de la ingesta de alimentos ricos en histamina, aunque en ocasiones pueden tardar días en desaparecer. También se han descrito síntomas crónicos como cansancio continuado, problemas psiquiátricos como ansiedad y depresión, o alteraciones del sueño. Es difícil decir si estos síntomas realmente son debidos a la histamina, o a la causa primaria que ha producido la intolerancia a la histamina.

Qué es la HANA o histaminosis alimentaria no alérgica

En España, un grupo investigador ha descrito, además, otro tipo de cuadro, la histaminosis alimentaria no alérgica o HANA. En este cuadro se considera que lo que sucede es que se produce una liberación de un exceso de histamina por las células del organismo, por un mecanismo que no es mediado por una alergia. Los síntomas serían parecidos a los de una intolerancia a la histamina, pero no tendrían que ver con el contenido de la histamina en un alimento, sino con la reacción que un alimento produce en el individuo, sin que sea una alergia como tal.

Actualizado: 12 de Diciembre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD