PUBLICIDAD

Tonometría
La tonometría mide los niveles de presión en los ojos, y es una de las pruebas que se realizan para diagnosticar precozmente el glaucoma, una grave enfermedad en la que suele haber hipertensión ocular.
Escrito por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Qué es la tonometría

Tonometría

Mujer sometiéndose a la medición de su presión ocular. Foto de Pixabay ©

La tonometría es la prueba que permite al médico medir la presión intraocular para determinar en qué valores se halla y poder iniciar más estudios si estos no se consideran normales, o directamente instaurar un tratamiento.

La presión del interior del ojo o presión intraocular es el resultado de la fuerza que ejercen los líquidos que se hallan dentro del mismo (humor vítreo y acuoso) sobre sus paredes. A su vez, esta fuerza vendrá condicionada por la cantidad de líquido que se produce y la que se elimina. La presión normal, en términos generales, suele ser de 15 mm de mercurio como valor medio, con algunas oscilaciones entre individuos y en distintos momentos del día.

A pesar de que no es exclusivamente por este factor, cuando la presión intraocular se eleva por encima de 20 mmHg de manera mantenida, o muy bruscamente, se puede producir daño sobre las células del nervio óptico y provocar un glaucoma, y para el diagnóstico de esta patología ocular se emplean distintas técnicas, entre las que destaca la tonometría.

No es una prueba definitiva ya que, al estar condicionada por otros factores como el grosor de la propia córnea, los valores no son del todo exactos. Se trata de una medición indirecta; esto es, estima de manera aproximada la tensión que ejercen estos líquidos sobre la córnea. Aunque existen distintos tipos, actualmente la tonometría por aplanación de Goldmann es la que se realiza de manera más generalizada.

Tipos de tonometría

Existen varias técnicas disponibles en la actualidad, aunque las más empleadas son las que se describen a continuación:

  • Tonometría por aplanamiento de Goldmann: es la más ampliamente utilizada, aunque se ve alterada por algunas modificaciones en el espesor de la córnea, y necesita ser complementada con alguna otra técnica que minimice esa interferencia, como es la paquimetría. Al ser una técnica de contacto, requiere uso de anestésico tópico. Suele ser realizada por oftalmólogos en consulta.
  • Tonometría de rebote: es una medida indirecta también, más sencilla para una primera aproximación diagnóstica, que realizan ópticos y médicos generales, y que no precisa de anestesia tópica.
  • Tonometría dinámica de Pascal: también es una técnica de contacto, y realiza una medición más directa. En los últimos años se está recurriendo algo más a su uso, dado que se ve menos interferida por el espesor corneal que la tonometría de Goldmann y, por tanto, no precisa de la corrección de la paquimetría. Es una exploración más larga y es necesario que la lleve a cabo personal cualificado y con habilidad en dicha técnica.
  • Otras tonometría menos empleadas son la tonometría transpalpebral, la tonometría de fosfenos y la tonometría neumática.

Actualizado: 10 de Octubre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD