PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Cebolla, una aliada para tu salud
La cebolla es un ingrediente básico en cualquier cocina por su capacidad para mejorar el sabor de otros alimentos, pero además es una fuente de salud por su efecto antioxidante, antiinflamatorio y antimicrobiano.
Escrito por Leire Moneo, Periodista experta en alimentación

Tipos de cebollas y usos en la cocina

La cebolla es uno de los ingredientes imprescindibles de la dieta mediterránea, por lo que su uso en la cocina es muy común y está muy extendido. Su principal ventaja es que consigue condimentar cualquier plato y tiene muchísimas posibilidades de consumo, ya que puede incluirse en un gran número de platos. Estos son algunos de los usos de la cebolla en sus diferentes versiones:

  • Cebolla cruda: es perfecta para incluir en ensaladas o tentempiés fríos.
  • Cebolla frita: puede ser un buen acompañante de ensaladas completas, así como de carnes, hamburguesas y pescados.
  • Cebolla cocida: es muy común en estofados, en salsas y en sofritos; ya sean de carne, pescado o mariscos.
  • Cebolla encurtida: es ideal para un aperitivo.

Tipos y variedades de cebolla

Además, otra de las ventajas de la cebolla en la cocina es la diversidad de sabores que ofrece, gracias a la variedad de especies que pueden encontrarse fácilmente en el supermercado en cualquier época del año:

  • Cebolla dulce

    Cebolla dulce

    Es la más común y también la más versátil en la cocina. Su color es amarillo tirando a marrón. Su gran presencia de azúcar la hace más dulce y por sus características es adecuada para freír y para asar.

  • Cebolla morada

    Cebolla morada

    Es la más suave de sabor, aunque tiene un deje picante, y es la más indicada para consumir en crudo, ya que además aporta un agradable color a tus ensaladas, sándwiches, ceviche o pastas.

  • Cebolla blanca

    Cebolla blanca

    De aspecto parece más grande y su piel es más fina. En cuanto al sabor, posee un gusto más intenso y su textura resulta más crujiente, por lo que es perfecta para freír y para incluir en salteados.

  • Cebolleta

    Cebolleta

    Su aspecto es largo y delgado y su sabor es más suave y dulce que la cebolla común amarilla común. Es muy adecuada para comer en crudo, ya que es jugosa y crujiente, y su tallo picado puede potenciar el sabor de otros platos.

  • Chalota

    Chalota

    Este tipo de cebolla es un clásico en la cocina francesa. Su sabor más delicado y suave hace que sea muy demandada para cocinar en platos en los que no se quiere restar protagonismo a los ingredientes principales, como mariscos o recetas elaboradas a base de huevo.

Actualizado: 23 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Leire Moneo

Periodista experta en alimentación
Leire Moneo

PUBLICIDAD

Salud en cifras

80%
de los españoles no toma un desayuno equilibrado y saludable
'Fuente: 'II Estudio Lidl-5 al día sobre los Hábitos del Desayuno en España''

PUBLICIDAD