PUBLICIDAD

Miel de manuka, un posible antibacteriano natural

A la miel de manuka, elaborada por abejas de Nueva Zelanda, se le atribuyen desde capacidades antibacterianas e inmunológicas a ventajas para el cuidado de la piel o el aparato digestivo. Conoce qué beneficios esconde.
Miel de manuka, un posible antibacteriano natural

La miel de manuka es más oscura y algo más amarga que la convencional.

Existen diferentes variedades de miel en función –entre otros criterios– del lugar geográfico donde las artesanas abejas produzcan este dulce fluido. En los últimos tiempos se ha puesto de moda la miel de manuka, elaborada por las abejas del norte y el sur de Nueva Zelanda, y de la que puede que hayas oído hablar después de que celebrities como Scarlett Johansson o Gwyneth Paltrow hayan admitido que se trata de uno de sus secretos de belleza.

Para producir esta miel, que es más densa, de color más oscuro y sabor algo más amargo que la convencional, la abeja obtiene lo necesario de las flores del arbusto o árbol pequeño de manuka (Leptospermum scoparium) –una de las especies del árbol de té–. Durante el viaje de regreso a la colmena, el néctar que lleva en la boca se mezcla con una serie de enzimas de su saliva, y al llegar le pasa esta sustancia a otra abeja para continuar con la formación de la miel mediante la saliva, un proceso que se irá repitiendo hasta alcanzar su punto óptimo, momento en el que se almacenará en las celdas de la colmena.

Esta peculiar miel se ha hecho popular porque se le han atribuido propiedades inmunológicas, antibacterianas, antioxidantes, digestivas y antiinflamatorias, entre otras.

La miel de manuka se clasifica según el UMF por su cantidad de metilglioxial, leptisperina y DHA; cuanto más elevado es, más actividad antibacteriana tiene

Según nos ha explicado Isabel Escriche, miembro del Departamento de Tecnología de Alimentos de la Universidad Politécnica de Valencia, basándose en los artículos publicados sobre el tema, el metilglioxal (MGO) es el componente que le da a esta miel el poder antibacteriano que se le atribuye, junto con el peróxido de hidrógeno –que se puede encontrar en todas las mieles–, la leptisperina, el néctar de las flores blancas y rosas del arbusto de manuka y el DHA, un tipo de ácido graso omega 3.

Clasificación Factor Único de Manuka (UMF)

La miel de manuka se comercializa bajo una clasificación según su Factor Único de Manuka (UMF), que refleja la concentración de metilglioxal. Este nivel de calidad se indica en los botes del producto con las siglas UMF seguidas de un número, que variará entre el 0 y el 26. Su autenticidad se controla gracias al laboratorio Honey Research Unit, perteneciente a la Universidad de Waikato (Nueva Zelanda).

Logo umf

Para que sea considerada una miel ‘activa’ –con algo de poder antibacteriano– debe contener al menos un UMF 10+. Cada nivel está recomendado para un uso distinto; así, los que portan el distintivo UMF5+ no tienen un uso terapéutico por su poca actividad, el UMF 10+ puede ayudar a mejorar la inmunidad y la vitalidad, el UMF 15+ tiene un alto factor antibacteriano, y el UMF 20+ está catalogado como de grado médico.

Beneficios de la miel de manuka

Ya los aborígenes de Nueva Zelanda utilizaban esta miel para mejorar su salud, curando sus heridas o aliviando los dolores de estómago. No obstante, son muchos los estudios que están analizando las propiedades de la miel de manuka, entre las que se encuentran:

  • Regenerar tejidos

    Ayuda en la regeneración de tejidos

    Miembros de la Universidad de Ciencias Médicas de Teherán (Irán) observaron en un estudio publicado en la revista Current Drug Metabolism que era capaz de mejora la regeneración de los tejidos en heridas e inhibir el crecimiento bacteriano en ellas. Otro ensayo publicado en el Jundishapur Journal of Natural Pharmaceutical Products reveló que este alimento producido por las abejas de neozelandesas tiene propiedades antibacterianas, antioxidantes y antiinflamatorias; además, reconoce la eficacia de los apósitos con esta miel en la curación rápida y mejorada de las heridas y en reducir la sensación de dolor en los pacientes con quemaduras.

    Las úlceras en el pie diabético cicatrizaron más pronto y se mantuvieron desinfectadas gracias a la miel de manuka, expone un estudio de la Universidad del Peloponeso (Grecia). La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ha aprobado su uso como un tratamiento para curar las heridas.
  • Antibacteriano

    Capacidad antibacteriana

    Uno de sus poderes consiste en mantener las heridas libres de bacterias como Staphylococcus aureus resistente a la meticilina, asociada a la balanitis o al síndrome del shock tóxico, según una investigación publicada en el Journal of Antimicrobial Chemotherapy y otra realizada por la Universidad de Gales Cardiff (Reino Unido). Este hallazgo es muy importante ya que puede ser de utilidad para ayudar a tratar infecciones en las heridas causadas por cepas de esta bacteria resistente a los antibióticos.

  • Antiacné

    Antiacné

    Al igual que ocurre en las heridas, la miel de manuka usada de manera tópica puede ayudar en la prevención y el tratamiento del acné, debido a su efecto antibacteriano y antiinflamatorio. Según expone un estudio publicado en la revista BMJ, la miel de kanuka –muy similar en cuanto a componentes a la de manuka– era efectiva para tratar el acné.

  • Anticaries

    Protección anticaries

    Su poder antibacteriano también actúa en la cavidad bucal, concretamente contra las bacterias A. actinomycetemcomitans y P. gingivalis, según dos investigaciones suizas, una realizado por científicos de la Universidad de Zurich y otra de la Universidad de Berna. En los ensayos se observó cómo afectaba chupar o masticar caramelos de miel durante 10 minutos después de las tres comidas principales del día, y el resultado fue que los que lo hicieron presentaron menos placa y sangrado gingival que los que mascaron chicle sin azúcar convencional. Esta puede parecer una idea contradictoria, pues la miel contiene gran cantidad de azúcar, sin embargo, explican los autores, sus notables efectos antibacterianos y la poca cantidad que se debe chupar o masticar, hacen poco probable que fomente la aparición de caries.

  • Tratamiento del dolor de garganta

    Tratamiento del dolor de garganta

    La miel convencional es uno de los remedios más usados para suavizar el dolor de garganta y la de manuka parece ser todavía más efectiva en esta tarea, gracias a sus beneficios antibacterianos y antivirales. Una investigación realizada por la Universidad Hebrea de Jerusalén (Israel) en pacientes sometidos a tratamientos con quimioterapia para el cáncer de cabeza y cuello determinó que la miel de manuka había reducido el número de Streptococcus mutans, una bacteria asociada al dolor de garganta.

  • Eficaz para los trastornos digestivos

    Eficaz para los trastornos digestivos

    Tomar de manera regular miel de manuka ayuda a reducir los síntomas del síndrome del intestino irritable en ratones, como la diarrea, el estreñimiento o el dolor abdominal, según una publicación de la Universidad de Manchester (Reino Unido).

    También es una buena arma contra las cepas de Clostridium difficile in vitro, causante de inflamación en el intestino y diarrea severa, que suele tratarse con antibióticos, tal y como se revela en la investigación publicada en BMC Research Notes. Los problemas de gastritis y algunas úlceras provocadas por la bacteria Helicobacter pylori pueden tratarse y prevenirse gracias a la miel de manuka.

Llegados a este punto, es importante recalcar que, a pesar de que existen gran cantidad de estudios sobre las virtudes de la miel de manuka, todavía no se han realizado pruebas a gran escala en humanos, por lo que deben continuar investigándose sus propiedades que, de ser ciertas, podrían hacer de este tipo de miel un posible sustituto natural de los antibióticos, reduciendo el riesgo de presentar resistencia a estos fármacos.

Sin embargo, expertos como Isabel Escriche creen que existe “una gran campaña de marketing” en torno a los beneficios de este producto, pues aunque no duda de sus propiedades antimicrobianas, antioxidantes y antiinflamatorias, expone que otras mieles también las tienen.

Contraindicaciones de la miel de manuka

La tecnóloga de alimentos Isabel Escriche comenta que las contraindicaciones de la miel de manuka no se diferencian mucho de las de la miel convencional. Entre ellas se encuentran la recomendación de que no sea ingerida por niños que tienen menos de un año de edad, personas intolerantes a la fructosa, pacientes diabéticos, así como individuos alérgicos a la miel, a alguno de sus componentes, o a las abejas.

Miel de manuka
La miel de manuka no es apta para diabéticos ni alérgicos a la miel.

Es importante que antes de comprar miel de manuka se observe su calificación UMF y se compruebe que es real, pues un gran número de estafadores venden este alimento sin que realmente haya pasado los controles necesarios para incorporar la etiqueta que lo designa como un producto auténtico de Nueva Zelanda. Otra de las malas prácticas de algunas empresas consiste en mezclar esta miel con otros tipos, lo que reduce sus beneficios.

El precio de la miel de manuka es bastante elevado, especialmente cuando tiene un UMF elevado. Un bote de 500g de esta miel con un UMF 15+ suele rondar los 50 euros, mientras que uno del mismo tamaño, pero de UMF 18+, puede sobrepasar los 100 euros.

Cómo tomar o usar la miel de manuka

La miel de manuka no deja de ser un tipo de miel, por lo que suele consumirse como el resto. Así, su dulzor hace que sea perfecta para añadir en cafés y tés, aunque también suele untarse en tostadas, tortitas y demás repostería.

Miel de manuka
Este tipo de miel puede usarse en postres y repostería.

Por otro lado, y gracias a sus propiedades, el uso tópico sobre granitos o eccemas puede ser beneficioso, así como usarla como una mascarilla facial o capilar casera, añadiéndole limón y dejándola actuar unos 15 minutos, para después retirarla con abundante agua.

Actualizado: 19 de Noviembre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD