PUBLICIDAD

Salsifí, un tubérculo versátil y nutritivo

El salsifí es un tubérculo que aunque no goza de la fama de otros similares como la yuca o el nabo, también está repleto de nutrientes. Descubre las saludables propiedades de esta raíz y recetas para prepararla en casa.
Escrito por Natalia Castejón, periodista especializada en vida saludable
Salsifí

En el mercado hay muchas frutas, verduras y otros alimentos que desconocemos, y que por su extraño nombre o por falta de información, no nos planteamos meter en nuestra cesta de la compra, pero que, sin embargo, nuestro paladar debería probar al menos una vez. En esta ocasión, vamos a ayudaros a dar un paso más en este descubrimiento gastronómico presentándoos el salsifí, una raíz comestible sabrosa, repleta de nutrientes y muy versátil en la cocina.

Este tubérculo es originario de la zona del Mediterráneo y tiene una forma alargada –de unos 15 a 31 cm– y un grosor de unos dos o tres centímetros. Su aspecto es muy parecido al del nabo, la chirivía o la yuca, y en cuanto a su color, existen dos variedades: el salsifí blanco y el negro.

Tipos de salsifí

El salsifí blanco (Tragopogon porrifolius) es también conocido como barba de cabra, pues parece tener pelos en su superficie, o como ostra vegetal, porque son muchos los que dicen que su sabor se asemeja a este molusco.

El salsifí negro generalmente procede de Bélgica o Francia, según la Fundación Española de la Nutrición (FEN), y su interior es más carnoso y menos fibroso, resulta más fácil de pelar que la variedad blanca y además tiene un toque de sabor parecido a la nuez.

Los que han probado algún plato que incluye esta raíz, cuyo interior es blanco y de textura más carnosa, aseguran que en general su sabor es un poco amargo, y lo asemejan al de las alcachofas, la yuca, el puerro y los espárragos, aunque lo mejor para salir de dudas es que lo probéis vosotros mismos.

Este alimento está disponible durante todo el año, pero su mejor temporada está entre finales de otoño y principios de primavera. La flor de la planta pertenece a la familia de los dientes de león y son muy parecidas; además, sus hojas y brotes se usan en ensaladas o también se pueden cocinar como si fueran espinacas, pues son comestibles y contienen bastantes nutrientes.

Beneficios del salsifí para la salud

El salsifí contiene una gran variedad de nutrientes, por lo que es una buena y rica manera de obtener los necesarios para el organismo. Según la FEN, cada 100 g de esta raíz nos aportan 42 kcal, 1,9 g de proteína y 5,2 g de hidratos de carbono. Además, es rico en potasio, hierro, manganeso, calcio, fósforo, cobre, magnesio, Vitamina C, B1, B2, B6, B9, fibra, inulina –un carbohidrato prebiótico que mejora la microbiota intestinal– y agua, pues aproximadamente el 81% de cada una de estos tubérculos está compuesto de agua.

Con todas estas propiedades en sus raíces, al salsifí se le han atribuido los siguientes beneficios para la salud:

  • Mejora el sistema inmune

    La vitamina C es un gran aliado del sistema inmune, según diversos estudios, como el publicado en la Revista Española de Nutrición Humana y Dietética, y el salsifí tiene grandes cantidades en su composición que ayudan a fortalecer las defensas de nuestro organismo frente a los agentes externos que causan infecciones o daños en las células.

  • Previene el estreñimiento

    La presencia de fibra e inulina en esta raíz ayuda a regular el tránsito intestinal, evitando las situaciones de estreñimiento y, por tanto, reduciendo el riesgo de enfermedades como el cáncer de colon.

  • Una ayuda para adelgazar

    La fibra presente en este tubérculo ayuda a mantener la sensación de saciedad y a regular los picos de insulina que se producen en el organismo, y por ello es un buen complemento para las dietas para perder peso.

  • Activa el cerebro

    El salsifí contiene vitamina A, una vitamina que ha demostrado en un estudio de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon (EE.UU.) que contribuye al buen funcionamiento entre neurotransmisores, lo que fomenta la mejora del aprendizaje y el comportamiento.

  • Beneficioso para los huesos

    El mantenimiento de la salud ósea se ve favorecido por los alimentos ricos en calcio, magnesio y cobre, tres de los minerales que contiene el salsifí, por lo que es un aliado para prevenir problemas como la osteoporosis.

  • Poder antioxidante

    Las vitaminas A y C luchan contra los radicales libres y tienen una función antioxidante, retrasando los síntomas del envejecimiento y mejorando el aspecto de la piel y el cabello.

  • Ayuda a reducir la presión arterial

    según la asociación Blood Pressure UK (Reino Unido) tomar alimentos con potasio favorece la regulación de la presión arterial, por lo que tomar salsifí puede apoyar los tratamientos contra la hipertensión arterial.

Cómo comprar, conservar y preparar el salsifí

El salsifí se utiliza para hacer guisos, purés o sopas, o se puede hervir para añadirlo en las ensaladas o freír a modo de patatas chips. Puedes comprar estas raíces en puestos de mercados de fruta y verdura, aunque no son muchos los que las ofertan, por lo que quizá tengas que visitar varios para conseguirlo.

En los supermercados puedes encontrarlo en conservas, ya pelado y cocido, listo para agregar a tus guisos, freírlo con mantequilla o echarlo en tus ensaladas. Otra buena opción es plantarlos tú mismo; si dispones de una pequeña zona de tierra deberás sembrarlo entre marzo y mayo, y recogerlo entre septiembre y febrero.

Si ya lo tienes en casa, es importante que sepas que para mantener el salsifí fresco se recomienda almacenarlo en la nevera envuelto en una bolsa de plástico; así no perderá sus propiedades durante un par de semanas. La preparación dependerá de la forma en la que lo vayas a cocinar, aunque en casi todos los casos necesitarás lavarlos, para quitarles los restos de tierra, y pelarlos para deshacerte de la piel dura y dejar al descubierto su interior más carnoso.

Recetas con salsifí

Orla

Chips de salsifí

Fuente: www.delhaize.be
Ingredientes:
  • 4 unidades de salsifí negro

  • 1 cucharadita de sal

  • Una pizca de pimienta negra

  • 1 cucharada de aceite de oliva

  • 1 cucharadita de cúrcuma (opcional)

Elaboración:

  • Pela y lava bien todos los salsifís. Utiliza un pelador o una mandolina para cortar bien finas todas las raíces, la mejor manera de hacerlo es a lo largo. Después coloca en un bol todas las chips y añádeles el aceite, la sal, la pimienta negra y la cúrcuma, remueve todo bien para que se impregnen. También puedes usar otras especias al gusto.

  • Precalienta el horno a 180º y pasados 10 minutos introduce la bandeja en la que habrás colocado las tiras de salsifí esparcidas sobre papel de horno. Dejaremos que se hagan durante unos 20 minutos, aunque el tiempo dependerá del tipo de horno, por lo que recomendamos que se eche un ojo cada cierto tiempo, y cuando estén doradas y crujientes será el momento de sacarlas.

  • Ya solo queda colocarlas en un bol y disfrutar de una versión más saludable que las patatas chips convencionales. Perfectas para disfrutar de una película o una serie, o como guarnición para otros platos.

Orla

Crema de salsifí

Para 4 personas

Ingredientes:
  • 6 o 7 piezas de salsifí

  • 1 cebolla mediana

  • 2 patatas medianas

  • 1 vaso de leche

  • 1 cucharada sopera de aceite de oliva

  • Sal

Elaboración:

  •  Pela y retira las puntas de las piezas de salsifí e introdúcelos en agua hirviendo con sal durante unos 15 minutos. Puedes cortarlos para que entren mejor en la olla.

  •  Mientras cuece, pela y trocea las patatas y la cebolla y fríelas con un poco de aceite en una sartén. Cuando esté todo ligeramente dorado, añade las raíces, el vaso de leche y la sal, deja que cueza durante un par de minutos.

  • A continuación, añade un vaso del caldo de cocción de los salsifíes y pon una tapa para que cueza bien durante 5 minutos. Transcurrido ese tiempo pincha las patatas para ver si están blandas, si están duras añade más caldo de cocción y deja que se ablanden otros 5 minutos.

  • Cuando las patatas estén hechas, tritura todo con la batidora y sirve. Como decoración puedes añadir algunos trozos del salsifí cocido.

Actualizado: 12 de julio de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD