PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

El ejercicio físico reduce el riesgo de dolor de espalda crónico

Realizar ejercicio físico regular de forma moderada –pasear, nadar, o subir escaleras–, e incluso mantenerse activo durante el tiempo de ocio, puede ayudar a reducir hasta un 14% el riesgo de sufrir lumbalgia crónica.
El ejercicio físico reduce el riesgo de dolor de espalda crónico

Los expertos recomiendan el ejercicio físico moderado y de bajo impacto para prevenir los dolores de espalda.

14 de Julio de 2017

Mantenerse activo físicamente, incluso realizando acciones tan sencillas como caminar o subir escaleras con regularidad, puede reducir el riesgo de sufrir dolor de espalda crónico hasta un 14%, un porcentaje que se eleva al 16% si el ejercicio es más intenso, según ha concluido una revisión de 36 estudios, en los que se analizaron datos de 158.475 personas, que se ha publicado en British Journal Of Sports Medicine.

En otros estudios ya se había observado que la práctica de ejercicio físico disminuía la cantidad de episodios de lumbalgia o la intensidad del dolor, pero la nueva investigación, dirigida por el Dr. Rhaman Shiri, investigador en el Finnish Institute of Occupational Health en Helsinki (Finlandia), sugiere que realizar ejercicio o disfrutar del tiempo de ocio de una forma activa también ayuda a disminuir las probabilidades de desarrollar dolor de espalda crónico.

Los ejercicios de bajo impacto, como caminar, nadar, o practicar yoga o Pilates –que además mejoran la flexibilidad y la movilidad–, son especialmente eficaces para prevenir la lumbalgia

En el nuevo trabajo se consideró físicamente activos a aquellos individuos que realizasen cualquier tipo de deporte, o actividades físicas suaves como caminar, nadar, o subir escaleras, una o dos veces por semana, y durante un mínimo de entre 30 y 60 minutos. Y se definió el dolor crónico de espalda como el que se mantenía durante tres o más meses, o a lo largo de 30 o más días en los 12 meses anteriores.

Aunque los niveles de actividad física no conllevaron una reducción del riesgo de sufrir dolor de espalda agudo o esporádico, ni tampoco disminuyeron las probabilidades de hospitalización o discapacidad asociadas a este problema de salud, los autores del estudio recomiendan la práctica de ejercicios de bajo impacto, incluidos yoga y Pilates –que además mejoran la flexibilidad y la movilidad–, para prevenir la lumbalgia, y advierten de que se eviten todos aquellos deportes que impliquen torsiones y giros repetitivos, como el golf o el tenis.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''