PUBLICIDAD

Bebés y niños
Cumpleaños infantiles
Los cumpleaños son eventos llenos de ilusión y diversión que los niños disfrutan a lo grande, rodeados de amigos y familiares. Te damos ideas para celebrar la mejor fiesta para tu hijo y que todo salga genial.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Comida y juegos adecuados para cumpleaños infantiles

Una niña a punto de soplar la vela de su noveno cumpleaños.

La tarta, ya sea de elaboración casera, o realizada por un profesional, es uno de los elementos estrella de cualquier cumpleaños.

Lo ideal en las fiestas infantiles es ofrecer alimentos fáciles de comer, en pequeñas raciones, y que se puedan coger con los dedos, para que los niños puedan ir picando mientras están jugando. Hay sándwiches, canapés y chucherías (sin abusar de ellas) que les suelen gustar a la mayoría de los niños; siempre preparados con unas presentaciones atractivas y lo más caseras posibles.

Cuando vayas a elegir el tipo de comida para la celebración del cumpleaños de tu hijo, ten en cuenta las edades de los invitados (por ejemplo, hay que tener cuidado con los frutos secos porque pueden producir atragantamientos), y la hora a la que se celebra la fiesta. Además, infórmate de si hay algún niño con alergia o intolerancia a determinados alimentos.

Por último, escoge una mantelería y una vajilla desechables, decoradas de forma divertida, porque será lo más práctico y seguro para todos.

Y, por supuesto, ¡no te olvides de la tarta! Ya sea un pastel casero, en cuya preparación puede participar el niño, o uno más elaborado hecho por encargo, es uno de los elementos estrella de cualquier cumpleaños.

Juegos para todos

Para que un cumpleaños infantil sea todo un éxito, lo más importante es que los niños se lo pasen en grande, y el mayor disfrute para ellos se lo proporciona el juego. Podemos organizar numerosos juegos y actividades, pero siempre teniendo en cuenta que todos los invitados de la fiesta deben participar, sentirse integrados, y no aburrirse. Por eso hay que planificarlos bien, adecuarlos a las edades de los asistentes y, en lo posible, abarcar un amplio abanico de gustos. Ten en cuenta que los niños más pequeños aún no están preparados para prestar atención durante un tiempo prolongado o para seguir reglas complicadas, y que les pueden asustar ciertas actividades como disfrazarse.

Ya a partir de los tres o cuatro años los juegos pueden ser más activos y participativos; y los niños de cinco años en adelante ya se entretendrán con la narración de un cuento o con una función de títeres, por ejemplo. Eso sí, este tipo de actividades nunca durarán más de media hora, para que los niños puedan seguir jugando.

Además, de vez en cuando reforzaremos los logros conseguidos por los pequeños y evitaremos que sean eliminados de los juegos, para que no se aburran ni se sientan excluidos de la fiesta. Y siempre ten en la recámara más juegos y actividades, por si hay que cambiar sobre la marcha.

Algunas ideas de juegos

No podemos dejar el tema de los juegos a la improvisación, sino que hay que tener preparados varios, que ocupen la mayor parte del tiempo de la celebración. Hay cientos de propuestas, pero aquí te apuntamos algunas:

  • Juegos musicales: la música y el baile no pueden faltar, porque a los niños les suelen encantar. Podemos organizar un karaoke en el que actúen por grupos, alguna coreografía de baile, o el juego de las estatuas musicales, en el que tendrán que bailar y quedarse totalmente quietos cuando pare la melodía.
  • Juegos clásicos: como la gallinita ciega, el corro de la patata, el pañuelo, o el juego de los oficios en el que, al ritmo de "me pongo de pie, me vuelvo a sentar, porque a los oficios vamos a jugar…", los niños van imitando diferentes profesiones. Seguro que con ellos triunfamos, porque son algunos de los preferidos por los peques de la casa.
  • Manualidades: habilitaremos un rincón en el que puedan hacer varias manualidades con pinturas, plastilina, globos, abalorios, y otros tipos de materiales. Lo bueno de esta propuesta es que cada invitado se puede llevar lo que haya hecho de recuerdo. Aunque hay que estar atentos, porque no a todos los niños les gustan este tipo de actividades.
  • Teatro: podemos preparar unos disfraces e invitar a los pequeños a que dejen volar su imaginación e inventen historias, a modo de teatro.

 

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD