Circuncisión en adultos: en qué casos está indicada

La circuncisión es una cirugía que se realiza a los neonatos en ciertas culturas, y que es necesaria en varones adultos que tienen dificultades para deslizar la piel que rodea al glande (fimosis). Conoce sus ventajas y posibles riesgos.
Circuncisión en adultos

Actualizado: 5 de diciembre de 2019

La circuncisión es una técnica quirúrgica que consiste en extirpar la piel del prepucio, tanto interna, como externa, sin dañar el glande y la uretra, un procedimiento que suele llevar tan solo unos minutos en el caso de los bebés recién nacidos, pero que en hombres adultos es más laborioso, según explica a Webconsultas el Dr. Esaú Fernández Pascual, especialista del servicio de Urología del Hospital Universitario La Paz, de Madrid, que indica que "existen varios métodos para realizar la intervención, y la fase de curación y el resultado dependen del procedimiento elegido".

"Todos los niños padecen fimosis al nacimiento, pero esta condición desaparece habitualmente, y solo el 1% de los varones de 16-18 años sufre fimosis"

Este tipo de cirugía se realiza cuando al varón le resulta difícil o imposible deslizar hacia abajo la piel que rodea al glande, un trastorno que se conoce como fimosis y es más frecuente en los niños pequeños, pero que puede aparecer a cualquier edad. En los hombres adultos puede deberse a balanitis (inflamación del glande) o infecciones prepuciales reiteradas, y tener consecuencias como problemas para orinar, dolor al mantener relaciones sexuales, o parafimosis (atrapamiento del glande por el anillo fimótico).

En qué casos está indicado practicar la circuncisión en adultos

El Dr. Fernández Pascual nos cuenta que "las indicaciones médicas para la circuncisión incluyen, pero no se limitan, a la fimosis, la parafimosis y las infecciones del tracto urinario de repetición, y en adultos suele realizarse en fimosis cicatrizales u originadas por liquen escleroso". "La circuncisión electiva (sin causa médica en el propio paciente) –añade– podría estar indicada en regiones con alta prevalencia de VIH o del virus del papiloma humano (VPH)".

Circuncisión en adultos

Este experto señala que "aunque no se trata de motivos médicos, es muy frecuente que por motivos culturales o religiosos se realice la circuncisión a los recién nacidos". Y es que culturas como la islámica o la judía, o algunas tribus africanas o australianas, por ejemplo, incluyen esta intervención en su tradición familiar, o consideran que puede mejorar la higiene íntima masculina, o prevenir problemas de salud.

Circuncisión en adultos: fimosis

De hecho, la piel del prepucio también se ve afectada por el proceso de envejecimiento, que hace que pierda elasticidad o sea más propensa a patologías dermatológicas derivadas de infecciones o inflamaciones que haya sufrido el varón a lo largo de su vida, y por eso a partir de los 50 años muchos hombres necesitan someterse a esta intervención.

Beneficios de la circuncisión en adultos

En la actualidad todavía existe una gran controversia respecto a la práctica rutinaria de la circuncisión en los neonatos, afirma el Dr. Fernández Pascual. "Tal es la situación –explica– que desde 2012 la Academia Americana de Pediatría tuvo que moderar su posicionamiento previo y considerar que los beneficios de la circuncisión en los recién nacidos superan a los riesgos, pero que debe considerarse con la familia su realización", ya que "todos los niños padecen fimosis al nacimiento, pero esta condición desaparece habitualmente, y solo el 1% de los varones de 16-18 años sufre fimosis".

"Muchos estudios han reportado beneficios médicos de la circuncisión, incluyendo la disminución del riesgo de infección del tracto urinario, VIH y otras infecciones de transmisión sexual"

Según el especialista "muchos estudios han reportado beneficios médicos de la circuncisión, incluyendo la disminución del riesgo de infección del tracto urinario (ITU), virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y otras infecciones de transmisión sexual, cáncer de pene y cáncer de cuello uterino relacionado con el VPH", pero también advierte que "estos beneficios se aprecian en poblaciones con alta prevalencia de enfermedades de transmisión sexual (estudios realizados en diversas áreas de África)".

Higiene masculina

Entre las ventajas que se le atribuyen a la circuncisión destacan:

  • Facilitar la higiene del pene.
  • Disminuir el riesgo de sufrir infecciones urinarias (aunque en los hombres son más infrecuentes que en las mujeres) o de transmisión sexual.
  • Prevenir el desarrollo de fimosis en la adolescencia o la edad adulta, y los problemas asociados a esta condición.
  • Reducir el riesgo de cáncer de pene.

Posibles riesgos de la circuncisión y cuidados postoperatorios

El Dr. Fernández Pascual afirma que el resultado estético de esta cirugía y la ausencia de complicaciones dependen en gran medida de los cuidados que se sigan en el postoperatorio, y que por ello debe recomendarse que el paciente permanezca en reposo relativo durante las primeras 12-24 horas, y que se realice curas con agua y jabón a diario, manteniendo la herida seca y evitando en lo posible las erecciones. Los puntos suelen ser reabsorbidos y se caen solos.

Aunque como señala el urólogo la circuncisión raramente provoca serias complicaciones, siempre que la lleve a cabo "un profesional entrenado, con una técnica estéril y un seguimiento adecuado", existen riesgos quirúrgicos como la infección de la herida, la lesión del glande o de la uretra, la necrosis del glande, adherencias del prepucio, una recidiva de la fimosis o, en casos excepcionales, la pérdida del pene.

Operación

En la literatura científica está descrita la pérdida de sensibilidad del pene, según el Dr. Javier Romero, coordinador del Grupo de Andrología de la Asociación Española de Urología, que declara que son muy raras las ocasiones en las que el paciente lo vive como algo muy desagradable, e insiste en que esto no debe ser un motivo para evitar someterse a la circuncisión cuando hay razones médicas que lo justifiquen, como infecciones locales –balanitis, postitis– o cutáneas.

Fernández Pascual, por su parte, asegura que "existe evidencia que apoya fuertemente la ausencia de efectos negativos" sobre la función sexual y la satisfacción de los varones. Y un estudio publicado en Journal of Sexual Medicine, reveló que el 98% de los hombres que se habían realizado el procedimiento voluntariamente por indicación médica y el 95% de sus parejas experimentaron una mejoría en sus relaciones sexuales.

Creado: 4 de diciembre de 2019

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD