PUBLICIDAD

Noticias Dieta y nutrición

Cerveza y tapas, un aperitivo muy saludable

Si eres un fiel seguidor del tapeo pero te preocupa engordar, tranquilo, la Fundación Española de Nutrición ha elaborado una guía en la que aplaude el valor nutricional de las cañas, la tortilla, la paella o el jamón serrano.
Tapas y cerveza

Tapitas con cerveza

15 de Marzo de 2012

Tomar unas cañas de cerveza acompañadas con alguna tapa es una costumbre muy arraigada en España a la hora del aperitivo, aunque a muchos les preocupa la posibilidad de engordar si lo hacen con frecuencia. Para que puedan disfrutar de esos momentos sin remordimiento, es bueno que sepan que los expertos de la Fundación Española de Nutrición (FEN) afirman que la cerveza tiene en realidad pocas calorías –una caña tradicional contiene unas 66 kilocalorías (Kcal), que se reducen a 16 Kcal si no tiene alcohol–, y que muchas de las tapas que se suelen servir como aperitivo en nuestro país, como la tortilla de patatas, una pequeña ración de paella, o un trozo de pan con jamón serrano y tomate, aportan gran cantidad de vitaminas y minerales.

La nueva guía reúne información sobre diferentes tapas tradicionales, describiendo los nutrientes que aportan, y explicando cómo prepararlas

Durante la presentación de la guía 'El valor nutricional del aperitivo: las tapas y la cerveza', el presidente de la FEN, Gregorio Varela, ha confirmado que la cerveza tiene importantes propiedades nutricionales gracias a algunos de sus componentes, como el ácido fólico, minerales como el potasio, el selenio y el fósforo, e incluso sustancias antioxidantes –que tienen la capacidad de proteger contra los trastornos cardiovasculares, y disminuir los procesos oxidativos que causan el envejecimiento–-, y que puede ser una opción muy ‘saludable’ para tomar el aperitivo.

La nueva guía reúne información sobre diferentes tapas tradicionales, describiendo los nutrientes que aportan, y explicando cómo prepararlas. Una de estas tapas, que resulta especialmente nutritiva y muy recomendable, es precisamente la tortilla de patatas, que además de minerales y vitaminas, aporta hidratos de carbono y, si se consume acompañada de cerveza, proporciona casi la mitad de la cantidad diaria recomendada de vitamina B12. La paella, por su parte, es una comida típica de la dieta mediterránea, y cuenta con numerosos ingredientes beneficiosos para la salud, que aportan vitaminas, hierro, proteínas, fibra, e hidratos de carbono complejo. En cuanto al pan con tomate y jamón, es una fuente de micronutrientes, que incluyen las vitaminas B1 y B3, el selenio y el fósforo, cuyo contenido aumenta además si su consumo se acompaña de cerveza sin alcohol.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD