Caja de arena para gatos: cómo controlar su olor

El olor es el principal problema de tener una caja para gatos si en casa no disponemos de un lugar exterior en el que ubicarla. Te damos algunas ideas para controlar el mal olor de la arena de tu compañero felino.
Caja de arena para gatos

Actualizado: 26 de octubre de 2021

Si tienes un gato en casa es probable que la caja de arena que utiliza para orinar y defecar te haya generado dudas. Hay tres preguntas que muchas de las personas que comparten su vida con un gato se han hecho alguna vez: ¿Cómo le enseño a utilizarla? ¿Dónde la pongo? ¿Cómo resuelvo el problema del mal olor del arenero?

Para la primera pregunta hay una respuesta muy tranquilizadora: los gatos entienden muy fácilmente que es ahí donde tienen que acudir a hacer sus necesidades, y si es un cachorro, basta con que coloques la caja en un lugar tranquilo y le vayas acercando a esta cada vez que haga algo fuera de la misma. A medida que el felino va madurando, no solo entiende que ese es el lugar adecuado, sino que acudirá a él por su propia naturaleza, que le conduce a ocultar sus desechos.

Caja de arena para tu gato

La segunda pregunta ya la hemos contestado con la primera: un lugar tranquilo. La caja de arena para gatos debe estar situada en un lugar que le permita tener intimidad y, si es posible, que esté alejada de la zona en la que come. Lo ideal es una terraza cubierta o un espacio aparte en la cocina o el baño, pero las dimensiones de nuestras casas no siempre lo permiten. Y esto lleva a la tercera cuestión: ¿Cómo combatimos el olor? Te damos algunas ideas para controlar el olor de la caja de arena de tu gato. ¿Nos acompañas?

Ideas para controlar el mal olor de la caja de arena de tu gato

La idea de utilizar arena para gatos nace a mediados del siglo XX de la mano de Edward Lowe, la persona que de casualidad descubrió que la arcilla granulada podría servir para que quienes convivían con estos animales en casa no tuvieran problemas con sus desechos orgánicos. Desde entonces las arenas para deposiciones y los habitáculos para ello han cambiado mucho, pero aún es difícil que logres eliminar completamente el olor de la caja de arena de tu gato. Sin embargo, sí hay algunas cosas que puedes hacer para reducirlo mucho. Te lo contamos:

  • Cuida la dieta de tu gato

    Cuida la dieta de tu gato

    El primer paso, y más importante, es que la alimentación de tu compañero felino sea la más adecuada. Una alimentación saludable, ya sea en forma de pienso de alta calidad o de alimentos cocinados, le asegurará una mejor salud, pero también que su orina y heces no desprendan un olor infinitamente peor.

  • Arena de calidad que se adapte a tu gato

    Escoge una arena de calidad que se adapte a tu gato

    El gato va a escarbar y a enterrar después sus heces y orines; es su comportamiento natural. Hay varios tipos de arena para la bandeja sanitaria: arena mineral (absorbente o aglomerante), arena biodegradable y arena de sílice. Para saber cuál es la mejor en vuestro caso, deberás ir probando. Es importante que tu mascota se sienta cómoda con el tipo de arena para que no termine orinando o defecando fuera de la caja. Quizás la más utilizada sea la arena mineral absorbente por su bajo precio y facilidad de uso, pero también es la que requiere una mayor limpieza y con la que es más difícil eliminar el olor.

  • Recoge los desechos con frecuencia

    Recoge los desechos con frecuencia

    Lo más importante para reducir el olor es la limpieza de la arena al menos una o dos veces al día. Algunas personas utilizan cubos específicos para depositar ahí las heces y las arenas con orina; son similares a los cubos para desechar pañales que se utilizan con los bebés. Es una buena idea para reducir al máximo el olor y no tener que estar bajando la basura continuamente.

  • Cambia la arena de la caja de los gatos

    Cambia la arena

    Además de la limpieza diaria de la arena de la caja de gatos, es fundamental cambiarla por completo con regularidad, y lo ideal es hacerlo al menos una vez a la semana.

  • Evita los ambientadores cerca de la caja de arena de tu gato

    Evita ambientadores

    Los gatos pueden ser muy delicados con este tipo de olores. De hecho, poner un ambientador cerca de la caja de arena puede llevar al felino a rechazar utilizarla. Es preferible una limpieza más continuada que enmascarar los olores con estos productos.

  • pala grande con rejilla para recoger la arena de la caja de tu gato

    Utiliza una pala ancha y con rejillas

    La pala con la que recoges la orina y las heces también es importante, aunque parezca algo secundario. Una pala de plástico, que se limpie bien y que sea ancha y con rejillas, te permitirá limpiar mejor el arenero.

  • Caja de arena para gatos

    Escoge una caja adecuada

    La caja en la que se va a depositar la arena también es importante. En general, se recomienda que sean cajas amplias para que el gato o los gatos tengan espacio. También deben ser altas, ya que deben contener una capa de al menos 5 centímetros para que el minino pueda escarbar y enterrar los desechos sin que se salga toda la arena fuera.

  • No uses bicarbonato en la caja de arena para tu gato

    No uses bicarbonato

    Aunque es habitual que se recomiende el uso de bicarbonato de sodio para controlar el olor, no es buena idea rociar con este producto la caja de arena. El efecto puede ser el contrario al que se busca, pero es que, además, incluso podría dañar a tu gato. Según explican en World´s best, el pH de la arena para gatos es importante para controlar el olor. Para evitar que se libere el gas amoniaco, se debe mantener el pH por debajo de 8.0. Añadir bicarbonato de sodio en la arena aumenta los niveles de pH, lo que puede producir amoniaco que respirarán las personas que conviven en el hogar y, por supuesto, el gato o los gatos que las acompañan.

  • Caja de arenas para gatos con tapa

    Plantea el uso de una caja con tapa

    La limpieza asidua y el uso de una caja tapada cuando sea inevitable colocarla en un sitio de paso, o sin ventilación, pueden ser medidas eficaces para reducir el olor. Además, este tipo de cajas tapadas pueden ser interesantes si notas que tu gato necesita una mayor intimidad.

  • Ventilación

    Coloca la caja en un lugar ventilado

    Por último, es recomendable que la caja de arena esté en un espacio de la casa que tenga una buena ventilación. Es cierto que esto no va a eliminar el olor per se, pero evitará que el olor se concentre.

Creado: 21 de octubre de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD