Cómo preparar a tu perro para tu vuelta al trabajo

Tu vuelta a la oficina también afecta a tu perro, que después de meses a tu lado, tras el fin del teletrabajo o las vacaciones vuelve a quedarse solo durante tu jornada laboral. Descubre cómo prepararle para que no sufra en tu ausencia.
Cómo preparar a tu mascota para tu vuelta al trabajo

Actualizado: 21 de septiembre de 2021

La pandemia de COVID-19 todavía no ha terminado, pero muchas empresas ya están dejando a un lado el teletrabajo y están volviendo a implantar el trabajo presencial. Esto puede afectarte –sabemos que no hay nada como trabajar en pijama y dormir un poco más– pero también puede pasarle factura a tu mascota, que después de pasar la mayor parte del día a tu lado va a volver a quedarse sola durante la jornada laboral. “Especialmente si hablamos de cachorros pandémicos –adquiridos durante este duro periodo–, ya que esta proximidad continua podría ser todo lo que conocen”, tal y como advierte la Dra. Alexandra Protopopova, profesora de bienestar animal en la University of British Columbia (Canadá).

Los expertos no recomiendan dejar más de 6 u 8 horas solos a los perros, aunque también depende de la edad y del carácter del animal

No solo el fin del teletrabajo, por ejemplo, la vuelta al puesto laboral tras las vacaciones, también puede ser algo traumático para los animales, especialmente perros y gatos que son con los que más se interactúa en nuestro tiempo libre, por eso los dueños tienen que estar especialmente atentos a ciertos cambios en su comportamiento tras esta vuelta a la rutina para poder detectarlos y atajarlos cuanto antes. Para ello, os daremos algunos consejos para preparar a tu perro para tu vuelta al trabajo (y que pueden ser válidos para otros animales de compañía).

Cómo identificar que a tu perro le afecta tu vuelta a la oficina

Son muchos los animales que se resisten a volver a la rutina de antes de las vacaciones o antes del teletrabajo, y son varias las manifestaciones físicas que pueden hacer que te des cuenta de que tu mascota no está bien y que ha pasado a ser un perro dependiente. Algunos de estos comportamientos inusuales son:

  • Perro corriendo

    Exceso de actividad física

    Después de haber estado más tiempo contigo o de haber disfrutado de vacaciones juntos seguro que se ha movido mucho más que antes, por lo que ahora no puede cambiar esa actividad de cero a cien. Un perro o un gato que te persigue, salta, juega cuando ve tu intención de salir por la puerta… intenta llamar tu atención.

  • Perro orinándose en casa

    Fallo en los esfínteres

    Ese descontrol en los esfínteres hace que los perros o gatos orinen o defequen en cualquier momento y lugar, lo que puede denotar que han olvidado sus rutinas o que están pasando por un momento de alteración psicológica.

  • Pérdida de vitalidad en tu mascota

    Pérdida de vitalidad

    Los animales también pueden presentar ansiedad y depresión, que se suele manifestar con un comportamiento caracterizado por poca actividad y tristeza en general.

  • Falta de apetito en tu mascota

    Falta de apetito

    Si tu mascota ha reducido su ingesta de alimentos y notas que el recipiente del pienso no baja, puede indicar que está triste por el cambio drástico de la rutina, algo que puede también ser un signo de que el animal tiene ansiedad o depresión. Si no notas el cambio en la cantidad de comida puedes fijarte en el peso de tu mascota, si le ves más delgado podrían saltarte las alarmas.

  • Perro travieso en casa

    Incidentes cuando está solo

    Morder muebles o ropa, tirar jarrones o deshacer la cama puede ser una manera que tienen las mascotas de llamar nuestra atención e indicarnos que algo no va bien.

Los expertos recomiendan que los perros no estén solos durante más de 6 u 8 horas, es decir, lo que dura una jornada laboral. Pero eso depende del carácter del animal, puede llegar a ser algo más si se trata de un can tranquilo o de avanzada edad. Aun así, hay que pensar que no deja de ser un ser vivo que necesita interacción y al que hay que prestar suficiente atención.

10 consejos para acostumbrar a tu mascota a la vuelta al trabajo

Si has notado alguno de los cambios de comportamientos que hemos descrito anteriormente en tu mascota no desesperes, todo tiene solución. Te damos algunos consejos para que tu perro o gato se habitúe a la nueva rutina y vuelva a ser el mismo de antes:

  • Realizar actividades con tu mascota

    Realiza actividades con tu mascota

    Si se trata de un perro, sácale a pasear y juega con él usando una pelota, un palo… Se dará cuenta que es importante para ti y sentirá que le prestas la atención que se merece. En el caso de los gatos, puedes hacer lo mismo con ellos pero en casa, dedícales tiempo y ofréceles entretenimientos que les gusten.

  • Planificación

    Planifícate

    Ahora que vuelves al trabajo y vas a estar menos en casa es necesario que te planifiques bien. Eso supone incluir el paseo de tu perro o la dedicación de un rato de mimos y juego con tu gatito. La idea es que siempre haya un rato de atención diaria a tu mascota.

  • Volver de vacaciones unos días antes

    Volver unos días antes

    En el caso de que el cambio sea por la vuelta de las vacaciones al trabajo, una de las mejores maneras de hacer que nuestras mascotas se adapten a la nueva rutina es volver unos días antes de viaje, así se puede ir reduciendo la presencia con el animal de manera paulatina, sin que apenas note la diferencia.

  • Adaptación gradual de la mascota a la vuelta del trabajo

    Adaptación gradual

    Antes de regresar por completo al trabajo, “es conveniente dejar a tu perro en casa cuando vayas de compras o a realizar algún recado con el objetivo de aumentar gradualmente los períodos de separación”, aconseja la Dra. Protopopova.

  • Perro levantando la pata para despedirse

    No te despidas

    Aunque puede parecer cruel, es mejor que no se le de importancia a la separación para que el animal no piense que va a estar muchas horas solo. Mantén una actitud tranquila, tu mascota lo notará y también lo estará.

  • Perro comiendo del cubo de basura

    Evita ciertos peligros

    Esto es especialmente importante en el caso de los cachorros o los perros inquietos, si es tu caso asegúrate de que no haya cosas a su alcance que puedan romperse o hacerle daño en caso de que se ponga inquieto. Esto no quiere decir que le encierres en una habitación, algo cruel y que puede generarle más estrés, sino que te asegures de que se encuentra en un entorno seguro y cómodo. Para ello, por ejemplo, puedes cerrar la puerta de la cocina para evitar que rebusque en la basura o pueda herirse con algún instrumento.

  • Perro alimentándose

    Necesidades cubiertas

    Esto debería ser algo habitual, pero es importante recalcar que, una vez se salga de casa, hay que asegurarse de que el animal tiene suficiente comida y bebida para las horas en las que va a estar solo. 

  • Pasear al perro por la mañana antes del trabajar

    Pasearle antes de irse

    Es una buena manera de que el tiempo solo se le haga más ameno. Antes de entrar bríndale un paseo juntos para que haga sus necesidades y dedica algo de tiempo a jugar un poco con él. Además, también le ayudará a cansarse, lo que hará que pueda pasar mayor rato dormido en tu ausencia.

  • Mujer acariciando a un perro

    Pedir ayuda a algún vecino

    En algunos casos, si lo consideras necesario y tienes una mano amiga cerca, puedes pedir a algún familiar o vecino que te haga el favor de pasar a echarle un ojo, sacarle de paseo o jugar un ratito con él, de esa manera ambos estaréis más tranquilos.

  • Mujer con su mascota tras la vuelta del trabajo

    Calma en tu vuelta a casa

    Cuando regreses de tu jornada no te pases de efusivo. Es mejor mostrar normalidad y esperar a que la mascota esté en calma para saludarle.

Creado: 17 de septiembre de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD