PUBLICIDAD

Mascotas
Ejercicio físico para el perro: deportes y actividades
Los perros deben hacer ejercicio a diario para liberar energía y mantenerse sanos. Descubre las actividades y deportes más adecuados para tu mascota según su raza, forma física, edad y preferencias.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Tipos de juegos y actividades para perros

Si preguntamos a Ángela Morchón, gerente de la empresa de adiestramiento y educación canina RUDOG, por las mejores actividades para hacer a diario con nuestro perro, lo tiene claro: paseos, juegos, y actividades de estimulación mental. La fórmula para conseguir el bienestar de nuestra mascota no es complicada, pero requiere de tiempo y dedicación. Eso sí, si nuestro compañero no está acostumbrado a realizar ningún tipo de ejercicio, es necesario hacerlo de manera gradual para que el animal no sufra ningún tipo de lesión ni, por supuesto, estrés o agotamiento. También es recomendable tener en cuenta la salud del animal, su tamaño y edad, para no sobrecargarle o, por el contrario, que sufra una carencia de actividad.

Ejercicios para la actividad física del perro

  • Pasear al perro

    Pasear

    Un largo paseo diario puede ser muy beneficioso para el perro y también para nosotros. En la medida de lo posible, lo ideal es que esos paseos sean intensos, de entre 30 minutos y una hora y, sobre todo, que sean constantes. Eso sí, debe ser combinado con otras actividades: juegos, carreras, olfatear, conocer sitios nuevos… Muchos animales realizan paseos diarios, por lo general cortos o de baja intensidad, como única actividad física en su día a día, y esto es insuficiente para determinados perros, por lo que es aconsejable complementarlo con algún otro tipo de actividad.

  • Jugar con el perro

    Jugar

    Otra excelente actividad para nuestro can es el juego. No es necesaria mucha imaginación, bastarán juegos simples como el lanzamiento de objetos. Lo ideal es que le lancemos una pelota o un objeto seguro (mejor si es un juguete específicamente diseñado para tal fin), y que evitemos lanzarle palos, ya que le pueden provocar heridas de gravedad. Con este tipo de ejercicios, no sólo hará un importante desgaste de energía, sino que además fortaleceremos el vínculo con nuestro fiel amigo.

  • Jugar con otros perros

    Jugar con otros perros

    Tanto en las grandes ciudades como en los pequeños núcleos de población no es difícil encontrar compañeros de juegos para nuestro perro. Correr, perseguirse, y lanzarse uno sobre otro, son los juegos predilectos entre canes. Además de divertido y de ser una fantástica actividad a nivel físico, el juego con iguales les permite relacionarse con otros animales y desarrollar sus habilidades sociales.

Juegos para estimular la mente del perro

Igual de importante que la salud física es la salud mental del perro. Si nuestro amigo de cuatro patas también es estimulado de forma correcta, evitaremos en parte que presente conductas no deseadas como destrozos, ansiedad, estrés, o dependencia emocional, además de estimular su inteligencia, que se divierta, y que se encuentre más satisfecho.

  • El escondite. La búsqueda de objetos es uno de los juegos más estimulantes para el perro. Además, ejercita el olfato y le mantiene activo mentalmente. En casa podemos esconder un objeto con algo de comida, y animarle a buscarlo.
  • El poder de la música. También es importante enseñar a nuestro amigo a relajarse. Animarle a que se tumbe, masajearle, y poner algo de música, puede ayudar a que se relaje.
  • Juguetes. En el mercado existe una amplia variedad de simpáticos y curiosos juguetes para ejercitar la mente de los perros. Por lo general son juegos simples que se basan en la recompensa: si consiguen abrir una trampilla obtienen su snack favorito, lo que les impulsa a ingeniárselas para abrir las demás.
  • Ejercicios de obediencia. Aprender a sentarse, a quedarse quieto, a dar la patita, o acudir a la llamada, son algunos ejercicios de obediencia básica que podemos practicar con nuestro can. Las órdenes deben ser acompañadas de un lenguaje tranquilo y seguro. Cuando las acciones son realizadas recibe una recompensa. Es una buena forma de ir creando una correcta comunicación que nos será útil en su educación diaria.

Actualizado: 3 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Diana Oliver

Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana
Diana Oliver

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '

PUBLICIDAD