Entrenar la resistencia podría reducir el riesgo de diabetes tipo 2

El entrenamiento de resistencia, como hacer pesas o utilizar bandas elásticas, podría ayudar a controlar los niveles de azúcar y de lípidos en sangre, reduciendo dos de los factores de riesgo de la diabetes tipo 2, según un estudio.
Escrito por: Natalia Castejón

18/06/2021

Pesas o bandas reducen riesgo de diabetes

El entrenamiento de resistencia tiene grandes beneficios para la salud, uno de los descubiertos de manera más reciente es que puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes tipo 2, pues participa activamente en el control de los niveles de azúcar y de lípidos, como colesterol bueno (HDL), colesterol malo (LDL) y triglicéridos, dos factores clave en el desarrollo de esta enfermedad endocrina.

El estudio que lo ha descubierto ha sido realizado por investigadores de la Universidad de Oakland (EE.UU.) y publicado en la revista Sports Medicine, tras analizar trabajos médicos sobre los riesgos cardiometabólicos de adultos con riesgo de diabetes tipo 2 que habían realizado ejercicios de resistencia provenientes de todo el mundo.

El entrenamiento de pesas libres o con bandas elásticas a intensidades superiores al 60% durante unas 12 semanas podría ayudar a prevenir la diabetes tipo 2

Los hallazgos de este estudio indicaron que las mejoras más significativas se dieron en los entrenamientos de resistencia, basados en el uso de pesas libres o bandas de resistencia a intensidades superiores al 60% a una repetición máxima, con entre 10 y 15 repeticiones a la vez durante al menos 12 semanas, que resultaron eficaces en la reducción de azúcar en sangre, grasa corporal y lípidos en sangre en los adultos con probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2.

Ejercicio para evitar complicaciones asociadas a la diabetes

“Estudios anteriores han demostrado que el entrenamiento de resistencia es eficaz para controlar los niveles de glucemia y lípidos en sangre en adultos que ya tienen diabetes tipo 2. Nuestra investigación mostró que el entrenamiento de resistencia también es útil para controlar esas mismas variables, además de reducir la grasa corporal, en personas que están en riesgo de desarrollar la enfermedad”, explica Raza Qadir, uno de los miembros de la investigación.

Qadir ha recalcado que sus resultados podrían ayudar a prevenir la enfermedad, y así se podrían evitar las complicaciones de salud asociadas. Entre estas posibles complejidades se encuentran los problemas nerviosos, de la vista o renales, así como más riesgo de enfermedad cardiovascular.

Por tanto, y aunque se necesitan estudios más grandes, se ha demostrado que los entrenamientos de resistencia son una potencial ayuda para las personas adultas con más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD