PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Ejercicio y deporte

Realizar ejercicio intenso mejora la elasticidad del corazón

Hacer ejercicio intenso cuatro o cinco veces a la semana durante dos años mejora la flexibilidad del corazón y reduce su rigidez. Unos beneficios que se obtienen siempre y cuando la actividad se realice antes de los 65 años.
Escrito por: Natalia Castejón

11/01/2018

Realizar ejercicio intenso mejora la elasticidad del corazón

Las mejoras en la estructura del corazón se producen si se realiza el ejercicio antes de los 65 años.

Si quieres proteger y mejorar la salud de tu corazón un grupo de investigadores del Instituto de Ejercicio y Medicina Medioambiental (IEEM), en Estados Unidos, tiene la receta. Estos expertos explican que para conseguirlo tienes que realizar ejercicio aeróbico de manera intensa, con una frecuencia de cuatro o cinco veces a la semana, durante al menos dos años, e iniciar esta actividad física antes de cumplir los 65, porque antes de esa edad el corazón mantiene su capacidad plástica.

Para llegar a estas conclusiones el grupo de científicos ha realizado un estudio, publicado en la revista Circulation, en el que han analizado a 61 individuos de entre 45 y 64 años de edad durante 24 meses. La muestra fue dividida en dos grupos, y uno de ellos fue entrenado con una sesión de una hora de tenis, bicicleta o baile a la semana, otra sesión de intervalos de alta intensidad, un entrenamiento de fuerza, y ejercicios moderados dos o tres veces semanales. Mientras que los integrantes del otro grupo realizaron actividades de equilibrio y yoga.

Haciendo ejercicio intenso durante dos años se puede mejorar un 18% el consumo máximo de oxígeno y un 25% la elasticidad del corazón

El ejercicio intenso aumenta la cantidad de oxígeno y la flexibilidad

Los resultados fueron que el colectivo que practicó ejercicio vigoroso presentó un 18% de mejora en cuanto al consumo máximo de oxígeno en sangre, lo que llegó a incrementar hasta en un 25% la elasticidad en el ventrículo izquierdo y condujo a una menor rigidez global. En el grupo de control del estudio no se observaron cambios.

Benjamin Levine, uno de los investigadores participantes en este trabajo, ha explicado que las mejoras en la estructura del corazón se producen si se realiza el ejercicio antes de los 65 años, pues hasta esa edad este órgano conserva su plasticidad y la capacidad para poder modificarse. Se estima que las personas que apenas hacen deporte sufren una atrofia muscular del corazón de un 1% cada semana, y este estudio demuestra que los efectos del sedentarismo se pueden revertir con ejercicio intenso.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD