Combinar AstraZeneca y Pfizer induce una potente respuesta inmune

Combinar las vacunas contra el COVID-19 de AstraZeneca y Pfizer induce una potente respuesta inmune frente a la infección por SARS-CoV-2, que supera a la inmunidad que confiere administrar dos dosis de AstraZeneca.
Escrito por: Eva Salabert

29/06/2021

AstraZeneca + Pfizer potencia inmunidad

La Universidad de Oxford ha liderado un nuevo estudio que confirma la eficacia y seguridad de combinar las vacunas de AstraZeneca y Pfizer (desarrollada con la técnica ARNm) y muestra, además, que una pauta vacunal mixta con estos fármacos genera una potente respuesta inmune frente al COVID-19 cuando las dosis se administran con un intervalo de cuatro semanas, a la espera de comprobar los efectos del intervalo de 12 semanas entre ambas, cuyos datos aún no se conocen.

Matthew Snape, profesor de Pediatría y Vacunología en la Universidad de Oxford e investigador principal del ensayo, ha declarado a través de un comunicado de dicho centro que “los resultados muestran que cuando se administran en un intervalo de cuatro semanas, ambos esquemas mixtos inducen una respuesta inmune que está por encima del umbral establecido por el esquema estándar de la vacuna Oxford-AstraZeneca”.

El orden en que se administran las vacunas varía el resultado

El estudio Com-COV, que se ha publicado en el servidor de preprints de The Lancet, reveló que las respuestas inmunes fueron diferentes dependiendo del orden en el que se administraran las vacunas. La mejor respuesta inmunitaria se consiguió cuando la primera dosis era de Oxford-AstraZeneca, seguida por la inyección con Pfizer-BioNTech, con un intervalo entre ambas de cuatro semanas (el otro esquema mixto sería Pfizer-BioNTech seguido de Oxford-AstraZeneca). Ambas pautas vacunales mixtas generaron elevadas concentraciones de anticuerpos IgG contra la proteína S del SARS-CoV2.

La mejor respuesta inmunitaria se consiguió cuando la primera dosis era de AstraZeneca, seguida por la inyección con Pfizer, con un intervalo entre ambas de cuatro semanas

El objetivo del ensayo era evaluar las cuatro combinaciones diferentes de vacunación (las pautas no combinadas eran con las dos dosis de AstraZeneca y de Pfizer, respectivamente) y en él han participado 830 voluntarios de 50 años o más, en ocho centros, con el apoyo del Instituto Nacional de Investigación en Salud (NIHR) británico.

Los investigadores observaron que administrar AstraZeneca seguida de Pfizer indujo anticuerpos y un nivel de respuesta de los linfocitos T más alta que si se inyectaba primero la vacuna de Pfizer y después la de AstraZeneca. Estas dos pautas mixtas generaban más anticuerpos que si las dos dosis eran de AstraZeneca. En concreto, la respuesta más alta de anticuerpos se produjo cuando ambas dosis eran de Pfizer-BioNTech, y la respuesta de linfocitos T más elevada con AstraZeneca seguida de Pfizer.

Snape afirma que “estos resultados son una guía valiosa para el uso de esquemas de dosis mixtas; sin embargo, el intervalo de cuatro semanas estudiado aquí es más corto que el esquema de ocho a 12 semanas más comúnmente utilizado para la vacuna Oxford-AstraZeneca. Se sabe que este intervalo más largos dan como resultado una mejor respuesta inmune, y los resultados para un intervalo de 12 semanas estarán disponibles en breve”.

“Estos resultados son una guía valiosa para el uso de esquemas de dosis mixtas”

Los resultados del nuevo trabajo avalan el empleo de esquemas vacunales que combinen las vacunas Oxford-AstraZeneca y Pfizer-BioNTech y corroboran los hallazgos del estudio español CombiVacS impulsado por el Instituto de Salud Carlos III, que recientemente ha recibido el respaldo científico al ser publicado en The Lancet, y cuya principal conclusión es que administrar Pfizer-BioNTech tras AstraZeneca genera una robusta respuesta inmune, con un perfil de reactogenicidad manejable.

Si las investigaciones que se están llevando a cabo sobre la combinación de vacunas arrojan resultados postivos, la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) y el Comité Conjunto de Vacunación e Inmunización (JCVI) realizarían una evaluación formal sobre la seguridad y eficacia de cualquier nuevo régimen de vacunación, lo que ampliaría las opciones terapéuticas para combatir la infección por coronavirus.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD