Novartis dona su fármaco ruxolitinib para casos graves de COVID-19

Novartis ha puesto a disposición de la Agencia Española del Medicamento su fármaco oncohematológico ruxolitinib, que puede ayudar a reducir la 'tormenta de citoquinas' que sufren pacientes con neumonía grave por COVID-19.
Escrito por: Eva Salabert

21/04/2020

Novartis dona su fármaco ruxolitinib para casos graves de coronavirus

El fármaco ruxolitinib, de la compañía farmacéutica Novartis, se empleará para tratar a pacientes con COVID-19 en estado grave y que presenten lo que se denomina 'tormenta de citoquinas', un tipo de hiperactivación severa del sistema inmunitario que desencadena una respuesta inflamatoria excesiva que puede dar lugar a complicaciones respiratorias potencialmente mortales.

La empresa ha puesto este medicamento oncohematológico a disposición de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Con esta donación Novartis pretende ofrecer una alternativa terapéutica que responda a las necesidades de los pacientes españoles y liberar la carga sanitaria al reducir el volumen de casos graves. Los hospitales que necesiten ruxolitinib para tratar a sus pacientes con COVID-19 graves podrán solicitarlo a través de la plataforma de medicamentos en situaciones especiales de la AEMPS.

Ruxolitinib puede ayudar a reducir el número de infectados por coronavirus que desarrollen complicaciones que precisan cuidados intensivos y ventilación mecánica

Este medicamento ha demostrado su eficacia para disminuir la citada 'tormenta de citoquinas' en patologías hematológicas como la mielofibrosis, por lo que su uso puede ayudar a reducir el número de infectados por coronavirus que desarrollen complicaciones que precisan cuidados intensivos y ventilación mecánica, contribuyendo a descongestionar el sistema sanitario.

Estudios avalan la seguridad y eficacia del fármaco

La efectividad de ruxolitinib en combinación con el tratamiento estándar en aquellos pacientes que presenten una neumonía grave a consecuencia de la infección por el coronavirus SARS-CoV-2 para controlar la tormenta de citoquinas que provoca el virus se ha comenzado a evaluar en un estudio  clínico internacional de Fase III acelerado, según ha anunciado Novartis.

La puesta en marcha de este proyecto está basada en los numerosos datos que se han obtenido sobre la seguridad y eficacia del fármaco en otras patologías como la enfermedad de injerto contra receptor y las neoplasias mieloproliferativas (mielofibrosis y policitemia vera). De hecho, en la actualidad ya se están realizando varias investigaciones con el objetivo de comprobar su efectividad en el tratamiento del COVID-19.

José Marcilla, director general de Novartis Oncology, ha explicado que la compañía está “adoptando importantes medidas para abordar las necesidades urgentes derivadas de la pandemia del COVID-19”, incluyendo –añade– investigar el efecto de terapias que ya han sido aprobadas para otras indicaciones en los pacientes con enfermedad por coronavirus, para encontrar cuanto antes soluciones que beneficien tanto a estos enfermos como a los sistemas sanitarios que atraviesan una situación tan difícil.

Ruxolitinib está aprobado en 101 países, incluidos los de la Unión Europea, ya que la Comisión Europea también lo autorizó para el tratamiento de la policitemia vera en pacientes adultos resistentes o intolerantes a la hidroxiurea, y para el tratamiento de la esplenomegalia o de los síntomas asociados a la misma en pacientes adultos con mielofibrosis (MF) primaria, MF post-policitemia vera o MF post-trombocitemia esencial.

PUBLICIDAD