Sanidad acuerda vacunar también con Janssen a adultos de 40 a 49 años

La vacuna contra el COVID-19 de Janssen –de una sola dosis– se administrará en España a las personas de 40 a 49 años, que también podrán recibir las vacunas ARNm de Pfizer y Moderna, acelerando así el proceso de inmunización.
Escrito por: Eva Salabert

02/06/2021

Vacuna Janssen para adultos de 40 a 49

En España las personas de 40 a 49 años recibirán  las vacunas de tipo ARNm (Pfizer y Moderna) y la vacuna monodosis de Janssen (Johnson & Johnson), un fármaco que se empezó a administrar a la población de 70 a 79 años, y ya se estaba empleando en mayores de 50 años y colectivos vulnerables como grandes dependientes, pacientes con patologías mentales graves, personas sin hogar o en centro tutelados, así como aquellos a lo que por su profesión les resulte más difícil recibir una segunda dosis.

La Comisión de Salud Pública –en la que se encuentran representadas todas las comunidades autónomas– ha tomado la decisión de vacunar con Janssen a los menores de 50 años teniendo en cuenta que varias autonomías –entre ellas Canarias, que lleva muy avanzado el proceso de vacunación– habían solicitado el uso de este fármaco en población más joven para no frenar el ritmo de inmunización contra el COVID-19, según explicaron la semana pasada fuentes ministeriales.

Janssen y AstraZeneca están basadas en adenovirus

A diferencia de las vacunas de Pfizer y Moderna que se han desarrollado con la técnica conocida como ARN mensajero, las vacunas de Janssen y AstraZeneca se basan en adenovirus y en ambos casos se han relacionado con el riesgo de eventos trombóticos; de hecho, la de AstraZeneca se ha vinculado a un efecto adverso conocido como trombosis de senos venosos cerebrales y en España se limitó su uso a los mayores de 60, aunque ahora los menores de esa edad que recibieron una primera dosis pueden recibir la segunda si no desean mezclar vacunas para completar su pauta vacunal.

La tecnología empleada por las vacunas de AstraZeneca y de Janssen es “parecida pero no igual”

La vacuna de Janssen no tiene establecido en España un límite de edad aunque hasta ahora se había acordado con las autonomías que se administrara a los mayores de 50 años e inicialmente se administró a las personas de 70 a 79 años, y después a los mayores de 60 y a los mayores de 50 a medida que se incluían más grupos en el proceso de vacunación.

Desde el Ministerio de Sanidad se ha informado de que en Bélgica ha fallecido una persona a causa de eventos trombóticos por la vacuna de Janssen, y que debido al riesgo de trombos su uso estaría suspendido en siete países europeos (fundamentalmente los nórdicos) y restringido a ciertas edades en otros seis países. Las mismas fuentes ministeriales reconocen que aunque esta vacuna se administra en 13 países, incluido España, sin restricciones de edad, en la práctica su uso generalizado se ha destinado a los mayores de 50 años por lo que no se tienen suficientes datos para conocer el volumen de eventos trombóticos que se podrían producir.

En Europa solo hay constancia de un caso de muerte por trombos con trombocitopenia tras administrar Janssen y ninguno en el caso de España

Según han explicado desde Sanidad la tecnología empleada por las vacunas de AstraZeneca y de Janssen es “parecida pero no igual”, y como posible explicación a las distintas restricciones, aluden a un estudio “muy sugerente” que todavía estaría pendiente de revisar que señala que la clave estaría en la “fracción de la proteína S del propio vector” de adenovirus, que es ligeramente diferente en una y otra vacuna y que podría ser el responsable de inducir una respuesta inmune en forma de anticuerpos específicos que atacarían también a las plaquetas.

Mientras se confirma el auténtico origen de los trombos fuentes de Sanidad indican que para determinar el riesgo de una vacuna y adoptar las medidas de precaución correspondientes hay que basarse en los datos de farmacovigilancia y, de momento, en Europa solo hay constancia de un caso de muerte por trombos con trombocitopenia tras administrar Janssen, y ninguno en el caso de España.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD