Una terapia evita la degeneración del disco que causa dolor de espalda

Una novedosa terapia que emplea una combinación de los fármacos quercetina y dasatinib ha resultado eficaz para prevenir la degeneración del disco intervertebral asociada a la edad que causa dolor de espalda crónico.
Escrito por: Eva Salabert

03/09/2021

Un doctor mostrando los discos intervertebrales

El dolor de espalda crónico es un problema de salud muy extendido que provoca enormes gastos al sistema sanitario y una gran pérdida en días de trabajo. Una de sus principales causas es la degeneración de los discos intervertebrales que sirven como amortiguación y apoyo a las vértebras en la columna vertebral, un proceso que se produce con el envejecimiento, y para el que hay pocos tratamientos disponibles.

Las principales opciones terapéuticas para aliviar el dolor lumbar asociado a la degeneración del disco son la cirugía y las inyecciones de esteroides, pero la mayoría de los pacientes no cumplen los criterios para someterse a cirugía y las inyecciones epidurales de esteroides no siempre resultan eficaces. Además, el consumo a largo plazo de ciertos analgésicos, como los opioides, conlleva el riesgo de adicción a los mismos.

“Nuestros hallazgos muestran que, si se administran pronto, los fármacos senolíticos son capaces de enlentecer la degeneración del disco”

Ahora, un equipo de investigadores liderados por el Dr. Makarand V. Risbud, experto en columna vertebral y cirugía ortopédica de la Thomas Jefferson University (Estados Unidos), ha comprobado en ratones que el tratamiento con una combinación de fármacos que eliminan las células envejecidas reduce la degeneración del disco. Sus hallazgos, que se han publicado en Nature Communications se muestran cómo una novedosa aproximación para prevenir la degeneración discal asociada a la edad puede contribuir a tratar el dolor de espalda crónico.

Según el Dr. Risbud, una vez que los discos intervertebrales empiezan a degenerarse se produce muy poca regeneración, pero sus hallazgos muestran que es posible mitigar la degeneración de los discos asociada a la edad. Su equipo, en colaboración con el Dr. Brian Diekman, profesor asociado de ingeniería biomédica en la University of North Carolina in Chapel Hill, probó unos fármacos conocidos como senolíticos –que inducen de forma selectiva la muerte de células senescentes (que han dejado de dividirse)–, en concreto, la quercetina y el dasatinib.

Eliminar células senescentes para prevenir el dolor lumbar

Estos medicamentos eliminan las células senescentes que se acumulan con la edad en diferentes tejidos del organismo y que segregan enzimas destructivas y proteínas inflamatorias que afectan a las células sanas del entorno. La hipótesis era que erradicar esas células senescentes de los tejidos mejoraría su función. Los investigadores administraron un cóctel de estos fármacos senolíticos a ratones jóvenes, de mediana edad y ancianos con inyecciones semanales.

Observaron que el tratamiento tenía más beneficios en los animales jóvenes y que, de hecho, proporcionaba un efecto protector. Los ratones jóvenes y de mediana edad a los que se administraron los medicamentos presentaron menos degeneración discal y una menor cantidad de células senescentes cuando llegaron a una avanzada edad en comparación con los animales que recibieron placebo.

Los ratones jóvenes y de mediana edad que recibieron los fármacos presentaron menos degeneración discal y menos células senescentes cuando llegaron a una avanzada edad

“La terapia –ha explicado el Dr. Risbud– fue más efectiva cuando comenzamos a tratar a los ratones justo cuando esas células senescentes estaban empezando a aparecer. Nuestros hallazgos muestran que, si se administran pronto, los fármacos senolíticos son capaces de enlentecer la degeneración del disco”. “Es posible –añade– que la gente necesite tomarlos durante un largo periodo de tiempo para que el tratamiento resulte efectivo, y nuestros datos revelan que los fármacos fueron bien tolerados, al menos en los ratones”.

En general, los hallazgos del estudio muestran que los fármacos senolíticos –que ya están aprobados para su uso en ensayos clínicos– pueden aliviar la degeneración discal asociada a la edad. El Dr. Risbud asegura que su investigación va a favorecer que se inicien estudios preclínicos en modelos animales y, posteriormente, ensayos clínicos con humanos con esta nueva aproximación terapéutica para prevenir el dolor lumbar.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD