Restauran la vista de 20 personas con una córnea de biomaterial

Una córnea artificial desarrollada con bioingeniería puede restaurar la vista de personas con ceguera corneal y baja visión, según un estudio en 20 pacientes, y supone una alternativa al trasplante de córneas procedentes de donantes humanos.
Escrito por: Eva Salabert

12/08/2022

Córnea bioartificial restaura la vista

La córnea es la capa transparente y más externa del ojo y cuando se deteriora por una enfermedad o un accidente se puede perder por completo la visión y solo es posible recuperarla con un trasplante de córnea, pero este órgano debe proceder de un donante humano, lo que limita su disponibilidad, sobre todo en los países de bajos ingresos donde los pacientes tienen más dificultades para acceder a un tratamiento adecuado. Actualmente se estima que 12,7 millones de personas necesitarían un trasplante de córnea procedente de un donante, pero que solo una de cada 70 lo recibe.

PUBLICIDAD

La alternativa para estos pacientes sería la creación de córneas artificiales que pudieran sustituir a las de donantes y un grupo de científicos acaba de dar un paso más para conseguirlo, ya que han desarrollado una córnea mediante bioingeniería que han implantado en 20 personas ciegas o a punto de perder la vista a causa de un queratocono avanzado (un trastorno ocular que provoca un adelgazamiento de la córnea y que esta sobresalga en forma de cono, distorsionando la visión), y que les ha devuelto la vista.

La mayoría de los pacientes que han participado en este ensayo clínico piloto eran ciegos o estaban a punto de perder la vista antes de recibir el implante de biomaterial. La intervención quirúrgica no presentó complicaciones en ninguno de los pacientes y los tejidos se curaron con rapidez. Para evitar el rechazo del implante se les administró un tratamiento con colirios inmunosupresores durante ocho semanas, y durante los dos años de seguimiento tampoco se observaron complicaciones. El estudio ha sido dirigido por investigadores de la Universidad de Linköping (LiU) y de LinkoCare Life Sciences AB, en Suecia, y se ha publicado en Nature Biotechnology.

PUBLICIDAD

Solucionar la escasez de córneas de donantes humanos

La córnea está compuesta principalmente por una proteína que es el colágeno, y los investigadores emplearon moléculas de colágeno derivadas de piel de cerdo –que habían sido altamente purificadas y se habían producido bajo estrictas condiciones para uso humano– para elaborar un tejido capaz de sustituir a la córnea humana.

Antes de la intervención 14 de los 20 pacientes estaban ciegos y su vista mejoró tanto como lo habría hecho si se hubieran sometido a un trasplante de córnea con tejido donado

El implante resultante estaba formado por un material robusto y transparente capaz de soportar la manipulación y la implantación en el ojo, y que además se puede almacenar hasta dos años antes de su uso, a diferencia de las córneas procedentes de donantes humanos, que es necesario utilizar en las siguientes dos semanas tras su extracción.

PUBLICIDAD

Antes de la intervención 14 de los 20 participantes en el estudio estaban ciegos. El grosor y la curvatura de la córnea se restauraron y volvieron a la normalidad, y la vista de los participantes mejoró tanto como lo habría hecho si se hubieran sometido a un trasplante de córnea con tejido donado. Después de dos años de seguimiento, ninguno tenía ceguera y tres de los que habían estado ciegos antes del ensayo tenían una visión perfecta después de la operación.

“Los resultados muestran que es posible desarrollar un biomaterial que cumpla con todos los criterios para ser utilizado como implantes humanos, que pueda ser producido en masa y almacenado hasta por dos años y así llegar a más personas con problemas de visión. Esto nos ayuda a sortear el problema de la escasez de tejido corneal donado y el acceso a otros tratamientos para enfermedades oculares”, ha declarado Neil Lagali, profesor del Departamento de Ciencias Biomédicas y Clínicas de LiU y uno de los investigadores del estudio.

PUBLICIDAD

Este equipo de científicos ha desarrollado también una nueva técnica mínimamente invasiva para tratar el queratocono. El tratamiento actual cuando el queratocono se encuentra en fase avanzada consiste en extraer quirúrgicamente la córnea deteriorada y sustituirla por una donada, que se fija con suturas quirúrgicas, pero al tratarse de cirugía invasiva solo se lleva a cabo en grandes hospitales.

Con el nuevo método los puntos de sutura no son necesarios, y la incisión en la córnea se puede hacer con gran precisión mediante un láser avanzado y, en caso necesario, también a mano con instrumentos quirúrgicos sencillos. Esta técnica quirúrgica se probó por primera vez en cerdos y es más sencilla y potencialmente más segura que un trasplante de córnea convencional.

PUBLICIDAD

“Un método menos invasivo podría utilizarse en más hospitales, con lo que se ayudaría a más personas. Con nuestro método, el cirujano no necesita extraer el tejido del propio paciente. En su lugar, se hace una pequeña incisión, a través de la cual se inserta el implante en la córnea existente”, ha explicado Lagali, que ha dirigido el grupo de investigación.

Actualizado: 16 de agosto de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD