PUBLICIDAD

La esclerostina alta, clave para predecir el riesgo de muerte cardiaca

Analizar los niveles elevados en sangre de una proteína, la esclerostina, permitirá conocer, y por tanto prevenir, el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular y de morir por ello, según un estudio español.
Escrito por: Caridad Ruiz

25/09/2018

La esclerostina alta, clave para predecir el riesgo de muerte cardiaca

Photo by Louis Reed on Unsplash

Investigadores del CIBER de Fragilidad y Envejecimiento Saludable (CIBERFES), del grupo que dirige Manuel Muñoz Torres en la Universidad de Granada, han demostrado que personas con y sin diabetes mellitus tipo 2, pero con niveles elevados de esclerostina circulante, una proteína relacionada con el metabolismo óseo, tiene más riesgo de morir por eventos cardiovasculares.

Este grupo de investigadores antes ya había estudiado la relación entre los niveles elevados de esclerostina sérica y la ateroesclerosis en pacientes con diabetes mellitus tipo 2, lo que sugería que quizás esta proteína podría estar implicada en la enfermedad vascular en estos pacientes.

En las personas que tenía niveles muy elevados de esclerostina y enfermedades cardiacas prevalentes el riesgo de fallecer aumentó un 31%

“La esclerostina es una glicoproteína relacionada con la osteroporosis y otras enfermedades óseas. Lo que hace es inhibir la formación ósea, es decir, impide que se forme el hueso”, explica para Webconsultas la doctora Beatriz García Fontana, investigadora de CIBERFES. Se sabe desde hace algún tiempo que el metabolismo óseo y el vascular están relacionados. “Hemos visto que esta proteína está incrementada en pacientes con alteraciones cardiovasculares”. Según la doctora García Fontana se cree que podría estar implicada en el desarrollo de calcificaciones en los vasos sanguíneos.

Una proteína clave para predecir el riesgo de infarto

El estudio,  publicado en Plos One, evaluó si conocer los niveles esclerostina en sangre podía servir para predecir el riesgo que un individuo tiene de sufrir alguna enfermedad cardiaca y de fallecer por este motivo. De esta forma, en un futuro cercano a las personas que presenten niveles muy altos de esta proteína y con un alto riesgo cardiovascular podrían beneficiarse de medidas de prevención y quizás evitar así que padezcan un infarto u otras enfermedades cardiovasculares.

Este grupo de investigadores ya había estudiado antes la relación entre los niveles elevados de esclerostina sérica y la arteroesclerosis en pacientes con diabetes mellitus tipo 2, lo que sugería que quizás esta proteína podría estar implicada en la enfermedad vascular. “Pero entonces no se había analizado la relación con la mortalidad”, señalan la doctora García Fontana y la endocrinóloga Novo Rodríguez. Para establecer la conexión entre la esclerostina con la mortalidad por trastornos del corazón y del sistema vascular, se realizó el seguimiento durante siente años de esos mismos pacientes (130) y sujetos no diabéticos y se estudió cuánto tiempo había pasado hasta el fallecimiento, tanto por motivos cardiovasculares como por otros. “Hemos visto que en aquellos pacientes que presentaban mayores niveles de esclerostina circulante el riesgo de fallecer por eventos cardiovasculares aumentaba un 31%”, concluye la investigadora.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD