PUBLICIDAD

La viagra, posible diana para reducir el riesgo de cáncer colorrectal

Pequeñas dosis de Viagra, el fármaco utilizado contra la impotencia sexual masculina, podrían ser de ayuda en un futuro cercano para reducir hasta la mitad el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal.
Escrito por: Natalia Castejón

28/03/2018

Doctor con pastillas de viagra en la mano

El sildenafil podría ayudar a proteger la capa de células que se encuentra dentro del intestino.

La Viagra podría ser un buen aliado para el hombre, y no solo en materia sexual, sino que, según un reciente estudio publicado en la revista Cancer Prevention Reasearch, tomar una pequeña cantidad de este fármaco cada día podría ser en el futuro una diana terapéutica que ayude a reducir hasta la mitad el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal en individuos predispuestos a sufrir pólipos.

Un grupo del departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Augusta, en Estados Unidos, afirma que el sildenafil, la conocida como pastilla azul o Viagra, tiene la capacidad de incrementar los niveles de monofosfato de guanosina cíclico (cGMP), un regulador del calcio intracelular que ayuda en las funciones fisiológicas de las células pituitarias y retinianas. Además, puede controlar la homeostasis– regulación de las condiciones internas– del epitelio del intestino.

El sildenafil, que ha sido probado en ratones, podría ayudar a proteger la capa de células que se encuentra dentro del intestino frente a agentes externos como sustancias o bacterias, evitando así problemas como la enfermedad inflamatoria intestinal. Pero el gran descubrimiento fue que, añadiendo diariamente una minúscula dosis de este fármaco en el agua de ratones modificados genéticamente para ser propensos a los pólipos colorrectales, se redujo a la mitad el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal.

Esto ocurría porque el aumento del cGMP, provocado por la Viagra, acabó con algunas de las células que crecían en exceso en el intestino, además de potenciar la muerte y la eliminación de las células anormales en esta parte del sistema digestivo.

La viagra previene la formación de pólipos malignos, que pueden derivar en cáncer colorrectal, pero no elimina aquellos que ya se han formado

La Viagra no elimina los pólipos malignos ya formados

Los investigadores han expuesto que los efectos del sildenafil son preventivos, es decir, evitan la formación de los pólipos malignos, pero no fueron capaces de eliminar los ya existentes en las pruebas con ratones. Por tanto, y después de que sea probado en humanos con éxito, esta medicación podría ser prescrita para pacientes que tienen un riesgo elevado de desarrollar cáncer colorrectal, el tercer cáncer que provoca más muertes en el mundo, por lo que este descubrimiento podría ayudar a salvar muchas vidas.

El Dr. Browning, autor de este trabajo, señala que puesto que la dosis empleada sería muy baja, es poco probable que la Viagra cause efectos secundarios en estos pacientes.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD