Dos nuevas terapias frenan el cáncer de mama HER2+ con metástasis

Dos nuevas terapias contra el cáncer de mama HER2+ con metástasis –un tumor muy agresivo– han conseguido aumentar la supervivencia libre de progresión de la enfermedad, incluso en pacientes con metástasis cerebral.
Escrito por: Caridad Ruiz

13/12/2019

Infografía de una mama

Dos estudios en los que han participado científicos españoles han investigado dos nuevas terapias que reducen el riesgo de muerte de las enfermas de cáncer de mama HER2+ con metástasis –uno de los más agresivos–, prolongando la supervivencia libre de enfermedad. Los estudios se han presentado en el congreso San Antonio Breast Cancer Symposium (SABCS-2019) que se celebra en San Antonio (Texas, EE.UU.), y se han publicado en The New England Journal of Medicine.

En las investigaciones han colaborado el Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO) de Barcelona, y los hospitales Quirónsalud de Madrid y Barcelona. Una de las nuevas terapias consiste en una combinación de tres medicamentos: tucatinib –un fármaco especifico para el cáncer HER2+ como inhibidor de tirosina quinasa– con los medicamentos trastuzumab y capecitabina, utilizados también para el cáncer de mama HER2+, que se probaron en pacientes en las que a pesar de haber sido tratadas con pertuzumab y T-DM1 – fármacos aprobados para el cáncer HER2+– la enfermedad había progresado con metástasis.

Tras un año de tratamiento con la combinación de tucatinib, trastuzumab y capecitabina, el 25% de las pacientes con metástasis cerebral continuaba libre de progresión de la enfermedad

En el estudio, denominado HER2CLIMB, trataron a 612 pacientes durante un año con este nuevo fármaco, y una vez finalizado el 33% de ellas seguía libre de progresión de la enfermedad, frente al 12% del grupo que recibió el tratamiento estándar. A los dos años, la supervivencia creció del 27% en el grupo de control al 45% en el de las mujeres que recibieron la nueva terapia.

El tratamiento incluso resultó útil para las enfermas con metástasis en el cerebro, un grupo de pacientes que normalmente no están incluidas en los ensayos clínicos y disponen de pocas alterativas terapéuticas. Después de un año de tratamiento, el 25% de las pacientes con esta metástasis continuaba libre de progresión de la enfermedad. En cambio, ninguna de las que sufría este tumor y no recibió este innovador tratamiento logró sobrevivir.

Otro tratamiento contra el cáncer combina trastuzumab y deruxtecan

DESTINY-Breast01 es el segundo estudio, también publicado en The New England Journal of Medicine, y en el que han participado investigadores de la Unidad de Cáncer de Mama del Institute of Oncology del grupo QuironSalud en Madrid y Barcelona. En esta ocasión el tratamiento empleado el cáncer de mama HER2+ metastásico consiste en un conjugado de trastuzumab –el anticuerpo que actúa contra este cáncer– y deruxtecan, un fármaco quimioterápico. Las 184 enfermas participantes en el estudio previamente habían sido tratadas con tratuzumab emtansina. Al concluir el estudio, 112 pacientes –el 60,9%– mostraron una supervivencia libre de progresión de más de 16 meses.

Según datos de la Asociación Española contra el Cáncer, en España anualmente se diagnostican unos 24.000 casos de cáncer de mama. De estos, entre el 15% y el 30% son HER2+, que se caracterizan por tener unos niveles elevados de una molécula llamada HER2, que favorece el desarrollo de tumores.

Hasta hace unos pocos años tenían un mal pronóstico y tendían a crear metástasis, pero los últimos avances han aumentado la supervivencia de las pacientes con este tipo de tumor, aunque aún siguen siendo muchos los casos que no responden a los nuevos fármacos y se hacen resistentes a estos. De hecho, en nuestro país alrededor de 7.000 pacientes al año no responden a la terapia disponible.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD