PUBLICIDAD

Olaparib prolonga la supervivencia en el cáncer de ovario avanzado

El fármaco olaparib aumenta la supervivencia en pacientes de cáncer de ovario avanzado con la mutación genética BRCA 1/2, reduciendo hasta un 70% el riesgo de progresión de la enfermedad.
Escrito por: Caridad Ruiz

25/10/2018

Ovarios y uretra

Un fármaco para tratar el cáncer de ovario avanzado, olaparib, ha conseguido que más del 50% de las mujeres afectadas y con la mutación en los genes BRCA1/2 hayan sobrevivido durante tres años, sin que esta enfermedad haya progresado. El ensayo clínico, que ha contado con la participación del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona, se ha publicado en la revista New England Journal of Medicine, y ha sido presentado en el Congreso Europeo de Oncología ESMO 2018.

Olaparib es un inhibidor de PARP, es decir, que impide la acción de esta enzima en las células. En el tratamiento del cáncer es clave no dejar a las células cancerosas que reparen el daño en su ADN, porque esto causa su muerte. En el nuevo ensayo, este fármaco se utilizó como primera terapia de mantenimiento tras el tratamiento que establecen los protocolos para el cáncer de ovario avanzado recién diagnosticado con mutaciones genéticas.

Reduce el riesgo de que el cáncer de ovario reaparezca

En la investigación, en la que han participado centros de diferentes países, se comparó la administración oral de olaparib frente a placebo en 391 pacientes controladas durante una media de 41 meses. Los resultados han demostrado que tomar este fármaco durante más de tres años reduce hasta un 70% el riesgo de progresión de la enfermedad, y que la frena en más del 50% de las pacientes incluidas en el estudio.

Los resultados del estudio muestran que tomar olaparib durante más de tres años reduce hasta un 70% el riesgo de progresión del cáncer de ovario

En las pacientes con cáncer de ovario avanzado estas cifras no se alcanzaban con los tratamiento disponibles hasta ahora, ya que actualmente, y tras haberse sometido al tratamiento inicial, entre el 70% y el 80% de las mujeres sufrirán una recidiva de la enfermedad en los tres años siguientes al diagnóstico.

Los resultados de este estudio van a suponer un cambio a la hora de tratar a pacientes cuyo tumor reúne estas características. En España se diagnostican al año más de 3.200 casos de cáncer de ovario. No es un tumor frecuente pero, al no existir programas para su detección precoz, en el 80% de los casos se diagnostica en fases avanzadas, en estadio III o IV, lo que dificulta el tratamiento y la curación. A estas pacientes primero se les trata con una cirugía citoreductora, con la intención de eliminar al máximo el tumor, y a continuación reciben tratamiento de quimioterapia con carboplatino/paclitaxel +/- bevacizumab.

La mutación en los genes BRCA 1/2, origen del cáncer de ovario

Hasta en un 20% de los casos las pacientes diagnosticadas con un cáncer epitelial de ovario son portadoras de una mutación en los genes BRCA1/2, que son los responsables de codificar dos proteínas esenciales para reparar el ADN. Cuando tienen una mutación, aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de ovario o de mama en edades tempranas.

Olaparib, como inhibidor de PARP, se aprovecha de las deficiencias de las vías de respuesta al daño del ADN y elimina de forma selectiva las células cancerosas. Ya se ha probado en más de 20.000 pacientes en todo el mundo para tratar el cáncer de ovario avanzado y el cáncer de mama con metástasis. En la actualidad existen otros estudios cuyo objetivo es averiguar si la terapia con inhibidores de PARP puede servir para otros cánceres de ovario avanzados no relacionados con la mutación BRCA.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD