Crean minianticuerpos 1.000 veces más eficaces contra el SARS-CoV-2

Desarrollan nanocuerpos de las alpacas que neutralizan el coronavirus hasta 1.000 veces mejor que los creados anteriormente y resultan eficaces contra las nuevas variantes, por lo que podrían utilizarse para combatir el COVID-19.
Escrito por: Eva Salabert

03/08/2021

Minianticuerpos 1.000 veces más potentes

Alpacas en el Instituto Max Planck de Química Biofísica.
© MPI f. Química Biofísica / Carmen Rotte

Investigadores del Instituto Max Planck de Química Biofísica en Göttingen (Alemania) y el Centro Médico Universitario de Göttingen han desarrollado minianticuerpos (también conocidos como anticuerpos VHH o nanocuerpos) con propiedades para convertirse en un potente medicamento para combatir el COVID-19 ya que, “por primera vez, combinan una estabilidad extrema y una eficacia sobresaliente contra el virus y sus mutantes alfa, beta, gamma y delta”, ha explicado Dirk Görlich, director del Instituto Max Planck de Química Biofísica.

Los nuevos nanocuerpos se unen al SARS-CoV-2 y lo neutralizan hasta 1.000 veces mejor que los minianticuerpos que se habían desarrollado anteriormente, bloqueando de forma eficiente el coronavirus y sus nuevas variantes, y evitando que el virus infecte las células. Sus creadores, además, los optimizaron para que resultaran estables y resistentes al calor extremo.

“Nuestros nanocuerpos individuales son potencialmente adecuados para la inhalación y, por lo tanto, para la neutralización directa del virus en el tracto respiratorio”

“Nuestros nanocuerpos pueden soportar temperaturas de hasta 95°C sin perder su función ni formar agregados”, afirma Matthias Dobbelstein, profesor y director del Instituto de Oncología Molecular del Centro Médico Universitario de Gotinga. “Por un lado, esto nos dice que pueden permanecer activos en el cuerpo el tiempo suficiente para ser efectivos. Por otro lado, los nanocuerpos resistentes al calor son más fáciles de producir, procesar y almacenar”.

Nanocuerpos de alpaca evitan la infección por coronavirus

El organismo genera anticuerpos para que el sistema inmune se defienda de los patógenos, y también se pueden producir de forma artificial y administrarse como tratamiento a pacientes con enfermedades agudas para que alivien sus síntomas y aceleren su recuperción. Ya se utilizan, por ejemplo, para tratar la rabia y la hepatitis B, y también en pacientes con COVID-19. El problema es que producirlos a nivel industrial para satisfacer la enorme demanda de terapias anti-COVID es difícil y caro, pero los nanocuerpos podrían solucionar este problema porque se pueden producir en grandes cantidades.

“Nuestros nanocuerpos individuales son potencialmente adecuados para la inhalación y, por lo tanto, para la neutralización directa del virus en el tracto respiratorio”, dice Dobbelstein. “Además, debido a que son muy pequeños, podrían penetrar fácilmente en los tejidos y evitar que el virus se propague más en el sitio de la infección”.

Con cantidades muy pequeñas de nanocuerpos es posible frenar al coronavirus, por lo que si se emplea como medicamento se necesitarían dosis muy bajas

Görlich ha explicado que sus nanocuerpos “se originan en alpacas y son más pequeños y simples que los anticuerpos convencionales”. Para desarrollarlos los investigadores inmunizaron a tres alpacas con partes de la proteína de pico del SARS-Cov-2. Esperaron a que los animales produjeran anticuerpos y les extrajeron una pequeña muestra de sangre.

A continuación realizaron pruebas en el laboratorio con bacteriófagos para seleccionar los mejores nanocuerpos, comprobar si eran capades de impedir eficazmente que los virus se repliquen en las células cultivadas en el laboratorio y optimizarlos. “Al probar una amplia gama de diluciones de nanocuerpos descubrimos qué cantidad es suficiente para lograr este efecto”, ha explicado Antje Dickmanns, del equipo de Dobbelstein.

‘Tríada de nanocuerpos’ neutraliza el virus hasta 30.000 veces mejor

Los investigadores observaron que una 'tríada de nanocuerpos' mejoraba la unión con la proteína de pico. “Con la tríada de nanocuerpos, literalmente unimos fuerzas: en un escenario ideal, cada uno de los tres nanocuerpos se adhiere a uno de los tres dominios de unión”, ha descrito Thomas Güttler, uno de los miembros del equipo de Görlich. “Esto crea un vínculo virtualmente irreversible. El triple no permitirá que se libere la proteína de pico y neutraliza el virus incluso hasta 30.000 veces mejor que los nanocuerpos individuales”.

“Queremos probar los nanocuerpos tan pronto como sea posible para un uso seguro como medicamento para aquellos que están gravemente enfermos con Covid-19 y aquellos que no han sido vacunados”

Kim Stegmann, otro de los investigadores, añade: “Algunos de los nanocuerpos eran realmente impresionantes. Menos de una millonésima de gramo por litro de medio fue suficiente para prevenir completamente la infección. En el caso de las tríadas de nanocuerpos, incluso otra dilución de veinte veces fue suficiente”.

Los resultados mostraron que con cantidades muy pequeñas de nanocuerpos es posible frenar al coronavirus, por lo que si se emplea como medicamento se necesitarían dosis muy bajas lo que reduciría el riesgo de efectos secundarios y los costes de producción. El equipo de científicos está preparando actualmente ensayos clínicos con estas moléculas, y Dobbelstein concluye: “Queremos probar los nanocuerpos tan pronto como sea posible para un uso seguro como medicamento para que puedan ser beneficiosos para aquellos que están gravemente enfermos con COVID-19 y aquellos que no han sido vacunados o no pueden desarrollar una inmunidad efectiva”.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD