PUBLICIDAD

Asocian la resistencia a hormonas tiroideas con obesidad y diabetes

Los individuos en los que se detecta una resistencia a las hormonas tiroideas tienen más probabilidades de presentar síndrome metabólico, obesidad y diabetes, incluso cuando el nivel de dichas hormonas es normal.
Escrito por: Eva Salabert

21/03/2019

Concepto de obesidad

La obesidad, la diabetes y el síndrome metabólico comparten una serie de mecanismos que intervienen en la resistencia a las hormonas tiroideas, según los resultados de un estudio realizado por el equipo del Instituto de Investigación Sanitaria de Aragón (IIS), que revelan que es más frecuente que las personas con resistencia a estas hormonas desarrollen enfermedades endocrinas como las mencionadas, incluso cuando están normalizados los niveles hormonales.

En el estudio, que se ha publicado en la revista de endocrinología Diabetes Care, se han analizado datos de una muestra de población general formada por 5.129 personas mayores de 20 años, registradas en la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición Americana.

Alteraciones del balance energético y diabetes

Los autores del trabajo han concluido que es necesario investigar los mecanismos involucrados en la resistencia a las hormonas tiroideas, así como sus repercusiones clínicas, sobre todo las relacionadas con la regulación energética y su desequilibrio, y cómo puede influir este para que los afectados tengan un mayor riesgo de desarrollar síndrome metabólico, obesidad y diabetes, unas patologías muy prevalentes.

Los autores creen necesario investigar los mecanismos involucrados en la resistencia a las hormonas tiroideas y cómo influyen en la regulación energética y su desequilibrio

Martín Laclaustra, investigador del IIS que ha liderado el estudio, ha explicado que comprobaron que valores más elevados en los índices de resistencia a las hormonas tiroideas estaban relacionados con diabetes, obesidad y síndrome metabólico, y consecuentemente con la mortalidad asociada a la diabetes. Y añade que la resistencia a estas hormonas puede indicar que existen alteraciones en el balance energético que provocan diabetes tipo 2. Estos índices pueden facilitar tratamientos de monitorización centrados en el balance energético.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD