PUBLICIDAD

Aparecen nuevos casos de ébola en RDC tras finalizar la epidemia

Aunque se había dado por finalizada la epidemia de ébola que se inició en la República Democrática del Congo el pasado ocho de mayo, el gobierno del país ha anunciado que se han detectado nuevos casos.
Escrito por: Eva Salabert

03/08/2018

Nuevos casos de ébola

Hace poco más de una semana que se anunció que la epidemia de ébola que afectaba a la República Democrática del Congo (RDC) desde el ocho de mayo había finalizado; sin embargo, el gobierno de este país acaba de reconocer que se han detectado nuevas infecciones a causa de este virus, en este caso en la provincia de Kivu del norte.

De las seis muestras recogidas, y analizadas en el Instituto Nacional de Investigación Biomédica en Kinsahsa, cuatro han resultado positivas. Mientras se continúan realizando pruebas, la principal ventaja con la que se cuenta en este momento para neutralizar el nuevo brote es que tanto el equipamiento, como los profesionales especializados en combatir esta enfermedad, se encuentran todavía en el país.

La vacuna experimental contra el virus del Ébola se ha administrado ya a más de 3.000 personas en riesgo de contraer la infección

Petert Salama, vicedirector general de Respuestas y Emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha explicado que los nuevos casos se han producido en un entorno muy distinto al del noroeste donde han estado trabajando anteriormente, y que al tratarse de una zona conflictiva les resultará más difícil acceder a los afectados de manera segura. De hecho, más de un millón de desplazados han llegado a Kivu del Norte, una provincia fronteriza con Ruanda y Uganda.

Campaña de vacunación contra el ébola

Durante la epidemia de ébola que se declaró el pasado 8 de mayo en RDC se llevó a cabo una campaña de vacunación con la vacuna experimental rVSV-ZEBOV para inmunizar a las personas que tenían más riesgo de contraer la enfermedad, además de establecerse distintas medidas para controlar el brote como la identificación precoz de los afectados, el aislamiento y rastreo de los contactos, la vigilancia epidemiológica, y facilitar la seguridad de los enterramientos de las víctimas, así como apoyar las labores del sistema de salud.

La vacuna se ha administrado a los profesionales que trabajan en estrecho contacto con los pacientes y posibles afectados, tanto a los sanitarios, como a transportistas o religiosos, entre otros, así como a las personas que habían estado en contacto con enfermos y a contactos de los contactos. En total, se ha inmunizado a 3.199 individuos entre los cuales, hasta el momento, no se ha producido ninguna infección por ébola, aunque esta estrategia forma parte de un ensayo clínico cuya eficacia se continúa analizando.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD