Primer caso de enfermedad por virus de Marburgo en África Occidental

Las autoridades de Guinea confirman el primer caso de enfermedad por el virus de Marburgo –una grave infección hemorrágica con una elevada mortalidad y que se transmite de forma similar al ébola– en África Occidental.
Escrito por: Eva Salabert

10/08/2021

Virus Marburg: primer caso en Guinea

El virus Marburg o Marburgo es de la misma familia del virus del Ébola y provoca una enfermedad muy contagiosa que se transmite a los seres humanos a través de los murciélagos que comen fruta y se propaga entre las personas mediante el contacto directo con los fluidos corporales de los pacientes, o con superficies y materiales infectados. Ahora, se ha identificado por primera vez un caso de esta enfermedad infecciosa en África occidental, y han sido las autoridades sanitarias de Guinea las que han confirmado su detección en la prefectura meridional de Gueckedou, una localidad cercana a Sierra Leona y Liberia.

El paciente, un hombre que había empezado a manifestar síntomas (fiebre, dolor de cabeza, fatiga, dolor abdominal y hemorragia gingival) el 25 de julio, acudió a una clínica local en el área de Koundou de la citada localidad para recibir tratamiento, donde inicialmente fue diagnosticado de malaria. Posteriormente, enviaron allí a un equipo de investigación médica para que estudiara el agravamiento de su estado.

La mortalidad de la enfermedad por el virus Marburgo es alta, las tasas varían entre el 24% y el 88%, dependiendo de la cepa del virus y el manejo de la infección

El virus de Marburgo se ha detectado menos de dos meses después de que Guinea declarara el fin de un brote de ébola que se desencadenó a principios de este año. Los primeros casos del brote de ébola de 2021 en Guinea y el brote de África Occidental de 2014-2016 también se detectaron inicialmente en la región de Gueckedou. En África, se han notificado brotes anteriores y casos esporádicos de enfermedad por virus de Marburgo en Angola, la República Democrática del Congo, Kenia, Sudáfrica y Uganda.

Las muestras tomadas del paciente, ya fallecido, han sido analizadas en un laboratorio de campo en Gueckedou y en el laboratorio nacional de fiebre hemorrágica de Guinea, resultando positivas para el virus de Marburgo. En el Instituto Pasteur de Senegal se llevó a cabo después un análisis más detallado que ha confirmado el resultado.

Los síntomas del Marburgo se manifiestan de repente y los más frecuentes son la fiebre elevada, un intenso dolor de cabeza y malestar general. Además, muchos de los afectados sufren hemorragias graves al cabo de siete días y la mortalidad es alta, aunque las tasas han variado en los brotes anteriores entre el 24% y el 88% dependiendo de la cepa del virus y el manejo de la enfermedad y la gestión de la epidemia. Sin embargo, aunque Guinea tiene experiencia en el abordaje de patologías virales hemorrágicas como la fiebre de Lassa o el ébola, su sistema sanitario es precario y está saturado por otras enfermedades como el COVID-19.

Enfermedad hemorrágica grave sin tratamiento ni vacuna

Actualmente ya hay un equipo de 10 expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que incluye a epidemiólogos y socioantropólogos, que ayudan a investigar el caso sobre el terreno y dan apoyo a las autoridades sanitarias del país para que establezcan cuanto antes la respuesta de emergencia, incluida la evaluación de riesgos, la vigilancia epidemiológica, la movilización comunitaria, las pruebas y la atención clínica, la prevención de infecciones y el apoyo logístico.

“La posibilidad de que el virus de Marburgo se propague por todas partes significa que debemos detenerlo en seco”

Los países vecinos también se encuentran en alerta y se está mejorando el control transfronterizo para detectar con rapidez cualquier nuevo caso. De hecho, los sistemas de control que se han implantado en Guinea y en los países circundantes para vigilar la transmisión del ébola ahora están resultando clave para dar una respuesta de emergencia al virus de Marburgo.

“Aplaudimos el estado de alerta y la rápida acción de investigación de los trabajadores sanitarios de Guinea. La posibilidad de que el virus de Marburgo se propague por todas partes significa que debemos detenerlo en seco”, ha señalado el Dr. Matshidiso Moeti, Director Regional de la Organización Mundial de la Salud para África. “Estamos trabajando con las autoridades sanitarias para implementar una respuesta rápida que se base en la experiencia y los conocimientos previos de Guinea en el manejo del ébola, que se transmite de manera similar”, ha añadido.

“Estamos trabajando para implementar una respuesta rápida que se base en la experiencia y los conocimientos previos de Guinea en el manejo del ébola, que se transmite de manera similar”

Las autoridades sanitarias de Guinea están buscando el origen del contagio, así como a todas las personas que pudieran haber estado en contacto con el paciente; por el momento, las cuatro personas que se sabe que han tenido un contacto considerado de alto riesgo con este se encuetran asintomáticas. Al mismo tiempo, están divulgando información con el objetivo de educar y concienciar a la población para frenar la propagación del virus y evitar que el brote se generalice.

Actualmente no se dispone de tratamientos antivirales ni vacunas que hayan sido aprobados para tratar este virus, pero a los pacientes se les proporcionan cuidados de apoyo (rehidratación con líquidos orales o intravenosos) y las terapias destinadas a aliviar los síntomas específicos mejoran las probabilidades de supervivencia. Además, se están probando diferentes tratamientos potenciales, como productos sanguíneos, terapias inmunes y ciertos fármacos antivirales o anticuerpos monoclonales, para comprobar su eficacia.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD