PUBLICIDAD

Noticias Salud al día

Tomar fármacos contra el Chagas antes del embarazo protege al feto

El sistema inmune de la embarazada puede modificarse para evitar la transmisión del mal de Chagas al feto, y tomar medicamentos contra la enfermedad antes de la gestación puede prevenir su transmisión congénita.
Mujer tomando fármacos

Los fámacos contra el Chagas tienen efectos curativos en los neonats que han contraído la infección en el útero.

16 de Octubre de 2017

Las probabilidades de que una mujer embarazada transmita el mal de Chagas al feto en desarrollo son mayores si su organismo no detecta la enfermedad y su sistema inmune no controla al parásito que causa la enfermedad (Trypanosoma cruzi), según ha comprobado un equipo de investigadores españoles en un ensayo in vivo, en el que estudiaban cómo se activa el sistema inmunitario durante el embarazo frente a este trastorno.

De hecho, y según los resultados del estudio, realizado con hembras de ratón, y que se han publicado en PLOS Neglected Tropical Diseases, el 60% de las gestantes no transmite el Chagas a su futuro bebé porque su sistema inmunitario se modifica para combatir la infección sin perjudicar al feto y evitando que se produzca un aborto espontáneo. También se observó que en madres infectadas el embarazo provoca un incremento de la carga parasitaria –sobre todo durante el tercer trimestre del embarazo– y esto aumenta el riesgo de transmisión congénita madre-hijo.

Establecer un equilibrio entre el sistema inmune de la embarazada y el parásito que provoca el Chagas es vital, porque si esto no se consigue la infección alcanzará al feto

La investigación también mostró que administrar los medicamentos que actualmente se emplean para aliviar los síntomas del Chagas antes de la gestación (ya que resultan nocivos durante el embarazo) es eficaz para prevenir el contagio de la tripanosomiasis al bebé. Como ha explicado Manuel Carlos López, investigador del Instituto de Parasitología y Biomedicina López Neyra, es vital establecer un equilibrio entre el sistema inmune de la embarazada y el parásito que provoca la enfermedad –el Trypanosoma cruzi– porque, si esto no se consigue, la infección de dicho parásito alcanzará al feto.

Un tratamiento precoz cura la enfermedad en bebés infectados

Los autores del trabajo también han asegurado que los medicamentos tienen efectos curativos en los bebés recién nacidos que han contraído la infección en el útero. Los síntomas más habituales de la tripanosomiasis americana, como fiebre, dolor de cabeza, dificultad para respirar o dolor abdominal, entre otros, pueden llegar a causar la muerte, pero si el tratamiento del Chagas se inicia al poco tiempo de contraer la infección es posible curar la enfermedad. En el caso de que la patología se encuentre en su fase crónica, la terapia antiparasitaria puede detener o prevenir su progresión.

Los científicos pretenden continuar su investigación para comprender los mecanismos de transmisión del parásito T. cruzi durante el embarazo, así como identificar marcadores inmunológicos que contribuyan a prevenir el contagio al feto ya que, como afirma Manuel Carlos López, evaluar el perfil inmunitario a lo largo de la gestación podría ser una herramienta eficaz para determinar el factor de riesgo de transmisión del parásito.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD