Día Mundial del Ictus: los casos subirán un 34% en la próxima década

Con motivo del Día Mundial del Ictus, la primera causa de discapacidad, la Sociedad Española de Neurología recuerda que el 25% de la población sufrirá un ictus a lo largo de su vida, y que los casos y fallecimientos se dispararán en la próxima década.
Escrito por: Natalia Castejón

28/10/2022

Día del Ictus: 1 de cada 4 lo sufriremos

Cada 29 de octubre tiene lugar el Día Mundial del Ictus, una enfermedad que supone la primera causa de mortalidad en las mujeres, la segunda en hombres, la primera causa de discapacidad y la segunda causa de deterioro cognitivo en la población adulta, según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN). Y es que, la asociación ha aprovechado esta fecha destacada para concienciar sobre este tipo de accidente cerebrovascular.

PUBLICIDAD

Se estima que el 25% de la población sufrirá un ictus a lo largo de su vida. Solo este año 12,2 millones de personas tendrá un ictus en todo el mundo y más de la mitad, unos 6,5 millones, morirán por esta causa. Además, desde la SEN advierten que los casos están en aumento, y estiman que en la próxima década los afectados podrían aumentar hasta en un 34%, una cifra realmente preocupante.

“El ictus se produce como consecuencia de la alteración del flujo sanguíneo que llega al cerebro. En más del 80% de los casos, la causa es la obstrucción de alguno de los vasos que suministran sangre al cerebro, generalmente por un coágulo: es lo que se denomina ictus isquémico. Pero también puede producirse por la rotura en alguno de estos vasos: es lo que llamamos ictus hemorrágico”, ha explicado la Dra. Mar Castellanos, miembro de la Sociedad Española de Neurología (SEN).

La mayor parte de los factores de riesgo del ictus son modificables, por lo que haciéndolo se podría llegar a prevenir hasta el 90% de los casos

Fijándonos solo en datos de España, cada año 110.000 personas sufren un ictus, falleciendo por ello al menos un 15% y dejando en situación de dependencia funcional a otro 30%. En este país, el ictus se ha posicionado como la primera causa de discapacidad en ambos sexos, siendo más de 350.000 personas las afectadas.

PUBLICIDAD

Detectar rápido el ictus es clave para evitar las secuelas

La actuación rápida es clave para evitar daños mayores en los afectados, pues cuanto más tiempo pase sin flujo sanguíneo una zona del cerebro mayores serán las consecuencias. Detectarlo de manera rápida puede ayudar a tener mejor resultado en las pruebas y tratamiento y, por tanto, habrá mayores probabilidades de sobrevivir al accidente cerebrovascular y de superarlo sin secuelas.

Es llamativo que aunque es la segunda causa de muerte en los adultos, solo el 50% de los que viven en España sabrían detectar los síntomas de un ictus. Para poder actuar a tiempo, es clave saber cómo se manifiesta este accidente cerebrovascular:

  • Pérdida de sensibilidad y fuerza en una parte del cuerpo, normalmente suele ser en la mitad del cuerpo, incidiendo en la cara y en las extremidades.

    PUBLICIDAD

  • Alteración llamativa en el lenguaje, presentando dificultades para entender o hablar.
  • Problemas de visión, por ejemplo, dejando de ver por un ojo, visión doble o pérdida de vista en algún lado de nuestro campo visual.
  • Dificultades en la coordinación o el equilibrio.
  • Dolor de cabeza muy extremo y con matices diferentes a las cefaleas habituales.

La Dra. Mar Castellanos ha sido clara con esto “los síntomas del ictus generalmente se producen de forma brusca e inesperada y, aunque habitualmente los pacientes suelen experimentar varios de estos síntomas, solo con identificar uno de ellos es motivo suficiente para que se llame al 112. Incluso aunque los síntomas desaparezcan a los pocos minutos, hay que acudir a Urgencias”.

Pero además de saber identificarlo, también es muy importante tomar las medidas para prevenirlo. Algunos datos apuntan que cada 6 minutos se produce un ictus en España, si bien entre 8 y 9 de cada diez casos son evitables, controlando sus factores de riesgo. Según explican desde la SEN, el mayor factor de riesgo del ictus es la presión arterial elevada, además de otros como el consumo de alcohol excesivo, el tabaquismo, la obesidad, una dieta poco saludable, niveles altos de lípidos en la sangre, la genética, el estrés, la diabetes mellitus o la fibrilación auricular, entre otros. Destaca entre ellos l estenosis carotídea es uno de los principales factores de riesgo para la aparición de infartos cerebrales, siendo origen del 15-30% de los ictus. Esta patología vascular, supone concretamente un estrechamiento de las principales arterias que abastecen de sangre al cerebro por acumulación de grasa y colesterol.

PUBLICIDAD

La mayor parte de estos factores se pueden modificar, y haciéndolo se podría llegar a prevenir hasta el 90% de los casos de ictus. “La prevención es muy importante, no solo porque es algo que está en nuestras manos, sino porque de no hacerlo, estimamos que en la próxima década se producirá un aumento del 34% en el número de ictus, un incremento de un 45% de muertes por ictus y un aumento del 25% en el número de supervivientes de ictus con discapacidad en Europa”, concluye la Dra. Castellanos.

Actualizado: 28 de octubre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD