PUBLICIDAD

La OMS certifica que Argentina y Argelia han erradicado la malaria

La Organización Mundial de la Salud ha certificado que Argentina y Argelia están libres de malaria. Un reconocimiento que se aporta a los países que están más de tres años sin reportar ningún caso de paludismo.
Escrito por: Natalia Castejón

24/05/2019

Erradicación de la malaria

Argentina y Argelia han erradicado la malaria entre sus habitantes, así lo ha certificado la Organización Mundial de la Salud (OMS) después de comprobar que ambos países llevan al menos tres años consecutivos sin reportar casos de esta enfermedad parasitaria y que serían capaces de contener un brote de producirse. En Argentina no hay ningún afectado por paludismo desde 2011.

El Comité Certificador de la OMS realizó una valoración extra, que incluía reuniones técnicas y visitas a hospitales, para garantizar la ausencia de la enfermedad en ambas naciones. La malaria es una de las principales causas de muerte en todo el mundo, con 219 millones de casos y más de 400.000 fallecimientos en 2017. Además, las embarazadas y los niños son los grupos más vulnerables, tanto que solo los menores de cinco años abarcaron el 60% de las defunciones por paludismo.

En 2017 hubo 219 millones de casos de malaria y 400.000 personas murieron por la enfermedad, el 60% de ellos niños menores de cinco años

Con este reconocimiento, que será presentado por el Director General de la OMS en la 72ª sesión de la Asamblea Mundial de la Salud, Argelia se convierte en el segundo país de la WHO African Region en estar libre de malaria, después de Mauricio, mientras que Argentina es el cuarto país donde se ha erradicado dentro de la WHO Region of the Americas, después de Paraguay, Chile y Uruguay.

Argentina, luchando contra la malaria desde 1970

Fue en 1970 cuando Argentina se propuso acabar con el paludismo en el país, y para ello realizó varios cambios para conseguirlo, como aumentar la capacitación de los sanitarios para diagnosticar la malaria a través de microscopía, responder eficazmente a estos casos y ayudar a proteger a los habitantes rociando los hogares con insecticidas contra los mosquitos del género anopheles.

Patricia Angeleri, directora nacional de Epidemiología y Análisis de la Situación de Salud de Argentina, ha declarado que este reconocimiento es el fruto de una política contra la malaria sostenida a largo plazo, apostando por un diagnóstico precoz y la amplia distribución de fármacos antipalúdicos por todo el país, con el fin de poder administrarlo a los afectados en un plazo menor a 24 horas desde la confirmación de la enfermedad.

Sin embargo, a pesar de esta calificación, Argentina va a seguir con las medidas preventivas para evitar los nuevos casos, por ello recomienda a sus habitantes que mantengan sus jardines y patios sin maleza, limpios y evitando que se acumule el agua en cualquier recipiente, que es aprovechado por los mosquitos para criar. Además, deben seguir usándose los repelentes de insectos–especialmente a primera y última hora del día– y las mosquiteras.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD