PUBLICIDAD

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias de Salud al día

Tener migrañas aumenta el riesgo de problemas cardiovasculares

Padecer migrañas –un tipo de cefalea que se caracteriza por un dolor intenso y recurrente– podría constituir un factor de riesgo para sufrir un ataque cardiaco, un derrame cerebral o fibrilación auricular.
Escrito por: Natalia Castejón

08/02/2018

Chica con migraña

La migraña suele ser diagnosticada con una edad de 35 años de media.

Las personas que han sido diagnosticadas de migraña podrían tener un mayor riesgo de sufrir un infarto de miocardio, un accidente cerebrovascular o fibrilación auricular que las que no experimentan estos episodios de jaqueca, tal como revela un estudio observacional realizado por investigadores de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, y el Hospital Universitario de Aarhus, en Dinamarca.

El trabajo, que ha sido publicado en la revista British Medical Journal, explica detalladamente la estrecha relación que parecen tener las migrañas con las patologías cardiovasculares, aunque al tratarse de un estudio observacional no se han analizado las causas de esta vinculación. La investigación ha contado con una amplia muestra compuesta por 51.032 pacientes con migraña y 510.320 personas de la población general que coincidían en sexo y edad, a las que se les hizo un seguimiento durante 19 años.

Los autores del estudio instan a que la migraña se considere un factor de riesgo importante para la mayoría de las patologías cardiovasculares

Los resultados muestran que de cada 1.000 pacientes con migraña comparados con 1.000 personas sanas se dieron 25 casos de infarto de miocardio frente a 17; 45 versus 25 de accidentes cerebrovasculares isquémicos, 47 en contraposición con 34 casos de fibrilación auricular, y 27 individuos con jaqueca tuvieron un tromboembolismo venoso frente a los 18 que lo padecieron sin estar diagnosticados de ningún tipo de cefalea.

Las mujeres con migraña tienen más riesgo

La migraña suele ser diagnosticada con una edad de 35 años de media, y es más habitual en las mujeres. Los investigadores observaron que este intenso dolor de cabeza se asociaban con un incremento del riesgo de infarto de miocardio, ictus isquémico y hemorrágico, tromboembolismo venoso y fibrilación auricular, especialmente en el caso de las mujeres y de los pacientes que presentaban migraña con aura, y que esta relación era más acusada en el primer año tras el diagnóstico de jaqueca.

Además, un ataque de este tipo de cefalea puede durar entre cuatro y 72 horas, lo que provoca que el 90% de los afectados no puedan seguir su día a día de manera normal. Henrik Toft, uno de los autores del estudio, y sus compañeros, instan a que la migraña se considere un factor de riesgo importante para la mayoría de las patologías cardiovasculares, y que se adopten estrategias para abordar este problema.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD