14,9 millones de muertes en exceso vinculadas a la pandemia de COVID

La OMS ha cuantificado el exceso de muertes directas e indirectas provocadas por la pandemia de COVID-19, estimando que entre enero del 2020 y diciembre de 2021 hubo 14,9 millones de decesos adicionales, 3 veces más de las oficiales.
Escrito por: Natalia Castejón

06/05/2022

14,9 mill de exceso de muertes por COVID

Las cifras lo indican, el COVID-19 ha sido una de las peores pandemias de los últimos siglos, pues la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha cuantificado en 14,9 millones el exceso de muertes directas e indirectas causadas por el virus SARS-CoV-2, casi el triple de las que se atribuían oficialmente a la enfermedad.

PUBLICIDAD

El exceso de mortalidad se obtiene haciendo la diferencia entre el número de muertes que se han producido y el número de fallecimientos estimados sin que existiese la pandemia. La OMS ha indicado que son casi 15 millones de decesos más entre el 1 de enero de 2020 y el 31 de diciembre de 2021, una cifra equivalente al doble de la población de toda Cataluña.

Un dato importante que recoge este informe es que también incluye las muertes indirectas del COVID-19, es decir, las que se deben a condiciones en las que las personas no pudieron acceder a la prevención y tratamiento de enfermedades –como operaciones quirúrgicas o quimioterapia contra el cáncer– porque el servicio sanitario estaba desbordado y saturado por la pandemia.

Más muertes por COVID-19 en hombres y en mayores

Según los datos dados a conocer, una de cada 500 personas en todo el mundo ha muerto como consecuencia del coronavirus, por lo que, aunque las cifras estén mejorando en algunos países gracias a la vacunación, no se debe bajar la guardia ante este virus tan contagioso que sigue truncando la vida de miles de personas cada semana.

El 80% de los casos de exceso de mortalidad por COVID-19 se agrupan en 20 países, que suponen el 50% de la población mundial

Por continentes, la OMS recoge que el 84% del exceso de fallecimientos por coronavirus se ha dado en el sudeste asiático, Europa y América. Y en cuanto a los países, es notorio que 20 de ellos, que suponen el 50% de la población mundial, engloban más del 80% del exceso de mortalidad estimado para el periodo estudiado.

PUBLICIDAD

Esos países son: Colombia, Brasil, Egipto, Alemania, India, Indonesia, República Islámica de Irán, Italia, México, Nigeria, Pakistán, Perú, Filipinas, Polonia, Federación de Rusia, Sudáfrica, Reino Unido de Gran Bretaña y Irlanda del Norte, Turquía, Ucrania y los Estados Unidos de América.

Los países de altos ingresos presentaron el 15% del exceso de muertes, los de ingresos medio-alto el 28%, estados de ingresos medios-bajos 53% y los países de bajos ingresos el 4%. Las muertes excesivas por el COVID-19 fueron más numerosas en los hombres que en las mujeres, un 57% frente al 43%, y más frecuentes en los adultos mayores, nada menos que un 82% corresponde a este grupo, pues la edad es un gran factor de riesgo en esta enfermedad.

PUBLICIDAD

“El exceso de mortalidad es un componente esencial para comprender el impacto de la pandemia. Los cambios en las tendencias de mortalidad brindan información a los tomadores de decisiones para guiar las políticas para reducir la mortalidad y prevenir con eficacia futuras crisis. Debido a las inversiones limitadas en sistemas de datos en muchos países, el verdadero alcance del exceso de mortalidad a menudo permanece oculto”, ha explicado Samira Asma, subdirectora general de satos, análisis y entrega en la OMS.

Actualizado: 6 de mayo de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD