Pasar un COVID-19 grave duplica el riesgo de muerte el año siguiente

Las personas que superan un COVID-19 grave tienen el doble de probabilidades de morir en los 12 meses siguientes, según un estudio que sugiere que la infección por SARS-CoV-2 puede deteriorar la salud a largo plazo.
Escrito por: Eva Salabert

01/12/2021

Riesgo de muerte tras un COVID grave

Una nueva investigación ha encontrado que cuando las personas infectadas por el SARS-CoV-2 desarrollan un cuadro grave de COVID-19 su salud se puede deteriorar hasta el punto de que sus probabilidades de morir se multipliquen por dos durante los 12 meses posteriores a la recuperación de la enfermedad, en comparación con los que experimentan síntomas leves de COVID o no se infectaron.

Los resultados del estudio, que ha sido publicado en Frontiers in Medicine, sugieren que sufrir una infección grave por coronavirus puede deteriorar de forma significativa la salud a largo plazo, lo que vuelve a demostrar que las vacunas –que ayudan a que en caso de contraer la enfermedad no se desarrollen síntomas graves– son clave para prevenir complicaciones y secuelas poscovid.

PUBLICIDAD

“Realizamos un estudio anterior que mostró que los pacientes con COVID-19 grave que se recuperaron tenían un riesgo significativamente mayor de ser hospitalizados en los siguientes seis meses”, dijo el Profesor Arch Mainous de la Universidad de Florida y principal autor del trabajo. “Este nuevo estudio amplió eso para investigar el riesgo de mortalidad durante los próximos 12 meses”.

Prevenir episodios graves de COVID-19 con la vacunación

Los investigadores analizaron registros de salud electrónicos de 13.638 pacientes a los que se había realizado una PCR para detectar COVID incluida en el sistema de salud de la Universidad de Florida. De ellos, 178 pacientes experimentaron síntomas graves de la infección, 246 tuvieron un COVID-19 leve o moderado, y los demás dieron negativo. Todos los pacientes del estudio se recuperaron de la enfermedad y fueron seguidos por los investigadores.

“Existe un riesgo sustancial de morir por lo que probablemente se consideraría una complicación no reconocida de COVID-19, por lo que debemos estar aún más atentos para disminuir los episodios graves”

Se comprobó así que las personas que estuvieron graves a causa del COVID tenían muchas más probabilidades de fallecer en el siguiente año, sobre todo en el caso de los menores de 65 años. Además, como las muertes frecuentemente se produjeron mucho después de superar la infección inicial, es posible que tanto sus familiares como sus médicos no hubieran asociado nunca el fallecimiento con haber pasado esta enfermedad; de hecho, la mayoría de las muertes de aquellos que habían superado la infección no se relacionaron con complicaciones comunes de la misma, ya que el 80% de los fallecimientos fueron por multitud de causas que no suelen estar asociadas al coronavirus.

PUBLICIDAD

Los hallazgos sugieren que los supervivientes de COVID habían sufrido un deterioro general de su salud que los hizo vulnerables. Mainous ha afirmado que “dado que ahora sabemos que existe un riesgo sustancial de morir por lo que probablemente se consideraría una complicación no reconocida de COVID-19, debemos estar aún más atentos para disminuir los episodios graves de COVID-19”. El experto concluye: “Arriesgarse y esperar un tratamiento exitoso en el hospital no transmite la imagen completa del impacto de COVID-19. Nuestra recomendación en este momento es utilizar medidas preventivas, como la vacunación, para prevenir episodios graves de Covid-19”.

Actualizado: 2 de diciembre de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD