PUBLICIDAD

Un sensor de bajo coste detecta la sepsis en menos de tres minutos

Los casos de sepsis suelen diagnosticarse en unos tres días, una demora que aumenta el riesgo de muerte del paciente, pero un nuevo dispositivo permitirá salvar vidas al detectar este grave problema en dos minutos y medio.
Escrito por: Natalia Castejón

20/02/2019

Dispositivo que detecta la sepsis en menos de tres minutos

Foto: Strathclyde University

La sepsis es una respuesta inmunitaria excesiva del organismo frente a una infección, que daña los órganos e incluso puede acabar con la vida de la persona. Hasta ahora la prueba que era capaz de detectarla de manera fiable –es muy común que se confundan sus síntomas con gastroenteritis, infección de pecho o gripe– podía tardar hasta tres días en mostrar los resultados, pero ahora, un nuevo dispositivo ha demostrado ser capaz de hacerlo en menos de tres minutos y con un coste muy bajo.

Solo en España se dan unos 50.000 casos de sepsis cada año y uno de cada tres pacientes que la sufren mueren, mientras que el resto suelen tener como efecto secundario un trastorno de estrés postraumático, la pérdida de una extremidad o una insuficiencia renal. Por ello es tan importante diagnosticar lo antes posible este problema para administrar antibióticos de inmediato.

Test rápido disponible en un plazo de tres a cinco años

El nuevo dispositivo, desarrollado por miembros de la Universidad de Strathclyde (Reino Unido), consta de una pequeña placa con ocho microagujas del diámetro de un pelo humano que son capaces de medir los biomarcadores de proteínas de la sepsis, especialmente la interleucina-6 (IL-6), en un tiempo récord: menos de tres minutos. El Dr. Damion Corrigan, uno de sus desarrolladores, ha explicado que este sensor tiene un coste muy bajo y que podrían usarlo tanto los médicos como los enfermeros para diagnosticar un posible caso de sepsis.

El dispositivo puede detectar la interleucina-6 –característica de la sepsis– en menos de tres minutos, e identificar el tipo de infección y el antibiótico más eficaz para combatirla

El dispositivo toma un pinchazo de sangre que luego se coloca en el chip para leer el resultado. Gracias a su forma de aguja creen que también se podría implantar y utilizar en pacientes en cuidados intensivos.

El Dr. David Alcorn, otro de los expertos que ha participado en el diseño de este nuevo dispositivo, ha añadido que también sería capaz de diagnosticar cuál ha sido el tipo de infección y el antibiótico más recomendable para combatirla. Según valoran los creadores de esta prueba rápida, podría estar disponible en unos tres o cinco años para ayudar a reducir miles de muertes por sepsis y las consecuencias incapacitantes para la salud que provoca.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD