PUBLICIDAD

Intoxicación por monóxido de carbono
Cuando debido a una fuga, se inhala monóxido de carbono, este penetra en el organismo poniendo en peligro la vida. Saber detectar la presencia de este gas y cómo actuar ante una intoxicación puede salvarte.
Escrito por Alicia Díaz, Enfermera, experta en Primeros Auxilios

Qué hacer ante una intoxicación por monóxido de carbono

Actualizado: 2 de enero de 2017

Si se sospecha que alguien haya sufrido una intoxicación por monóxido de carbono, cuanto antes se actúe menor será el daño causado por este gas y más rápida y favorable la recuperación. Una vez que hemos detectado los síntomas el único tratamiento es la administración de oxígeno en una concentración de 100% (la concentración normal en el aire que respiramos es del 21% aproximadamente), por lo que es obligatorio el traslado a un centro médico.

No obstante, algunas medidas de primeros auxilios que se pueden tomar en primera instancia para ayudar a una persona intoxicada por monóxido de carbono son:

  • Siempre y en todo caso avisar a los servicios de emergencia lo antes posible. Cuando llamamos es útil proporcionar información como edad, sexo y peso (aproximado) de la víctima, así como el estado en el que se encuentra, si está consciente, dormida… Si lo sabemos, comunicar también el tiempo de exposición al gas.
  • Después de haber pedido atención médica procedemos al rescate de la víctima. Siempre asegurando nuestra propia integridad, hay que evacuar al afectado de la zona tóxica y exponerla al aire libre.
  • Evaluar el estado general de la persona intoxicada y actuar en consecuencia. Si está consciente hacer que se siente y no haga esfuerzos mientras llega la atención sanitaria. Si está inconsciente pero respira, colocarla en posición lateral de seguridad.
  • Si la víctima está inconsciente y no respira comenzar inmediatamente con maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RCP). En caso de que hubiera otra persona, una debe llamar a los servicios de emergencia mientras que la otra hace la RCP. Si se encuentra solo con la víctima, proporcione RCP durante un minuto, luego haga una pausa para llamar a emergencias y comunicar la situación (muy importante decir que la víctima no respira y estamos haciendo RCP). Después continuamos con las maniobras hasta que llegue ayuda médica.
  • Puede que tengamos suerte y dispongamos de una fuente de oxígeno puro cerca, en cuyo caso lo administraremos mediante una mascarilla, tubo o lo que haya a mano.

Una vez se cuente con atención médica especializada, el tratamiento que sigue para la intoxicación por monóxido de carbono será administración de oxígeno en cámara hiperbárica o de alta presión. Consiste en exponer a la víctima a un ambiente donde la concentración de oxígeno es del 100% y la presión es dos o tres veces mayor a la normal, lo que acelera el proceso de sustitución del monóxido de carbono en la sangre por el oxígeno. Aplicando oxígeno a altas presiones se disminuye la vida media del CO en sangre de 320 minutos (que es lo que dura en un ambiente normal) a solamente 20 minutos. Este tratamiento está especialmente indicado para las mujeres embarazadas que han sido expuestas a altas concentraciones de CO, pues el feto es susceptible al daño por intoxicación gaseosa.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD