PUBLICIDAD

Citomegalovirus
El citomegalovirus es un virus del grupo herpes que puede provocar graves problemas de salud a las personas con un sistema inmune débil y a los bebés de mujeres que se infecten durante el embarazo. Aprende a evitar el contagio.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Doctora en Medicina, especialista en Medicina Interna y experta en microbiota

Causas de la infección por citomegalovirus

Actualizado: 24 de junio de 2019

El citomegalovirus (CMV) se aisló por primera vez en 1956, y aunque ya se habían visto tejidos afectados por este virus en muestras previas se pensaba que las inclusiones citomegálicas eran debidas a un protozoo. El nombre citomegalovirus viene de ‘cito’ que significa célula y ‘megalo’, grande, porque las células infectadas del afectado por el CMV aumentan de tamaño.

El 90% de las personas en los países en vías de desarrollo se han infectado por este virus, y aproximadamente el 60% de la población de los países desarrollados también. En los lugares con malas condiciones sociales y económicas casi todos los niños se han infectado antes de llegar a la adolescencia porque la falta de higiene y las condiciones de hacinamiento favorecen la transmisión entre las personas.

Vías de transmisión del CMV

Este virus se puede transmitir por diversas vías porque se excreta por la orina, la saliva, las secreciones vaginales, el semen y la leche materna. El contagio se suele producir por contacto directo de una persona con los fluidos de un infectado, y la transmisión se puede producir de madre a hijo en el embarazo, durante el parto o por la lactancia materna.

Después del nacimiento, también es muy frecuente el contagio por la saliva en los niños en las escuelas infantiles.

No se sabe con seguridad si el virus se transmite por vía sexual. Es quizá más probable que el contagio se pueda producir por los besos, sobre todo íntimos, con transmisión por la saliva de un infectado. El sexo anal transmite probablemente con mayor eficacia el virus porque la mucosa del recto tiene menos defensas que la vaginal.

Otras vías de transmisión del citomegalovirus son las transfusiones sanguíneas y el trasplante de órganos.

El virus se introduce en las personas por la mucosa respiratoria o el tracto genitourinario. También si se tocan restos de saliva de un infectado y luego se lleva la mano a la boca. En el feto el virus entra por la sangre. Aunque se producen anticuerpos contra el virus y los linfocitos luchan contra él, en las personas con inmunodeficiencia y los fetos esta respuesta no suele ser suficiente para controlar la infección.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD