PUBLICIDAD

Salud al día
Diabetes
El envejecimiento de la población, el sedentarismo y la obesidad han multiplicado el número de diabéticos. Controlar los factores de riesgo asociados a la diabetes mejora la esperanza de vida de los afectados.
Escrito por Dr. Javier Rosado Martín, Médico de familia
Revisado por Dr. José Antonio Nuevo González, Especialista en Medicina Interna. Servicio de Urgencias del Hospital Gregorio Marañón de Madrid

Complicaciones oculares asociadas a la diabetes

La diabetes se asocia con un grupo de problemas oculares que pueden derivar en pérdida de visión o, incluso, ceguera. En concreto, las personas con diabetes presentan un mayor riesgo de:

  • Retinopatía diabética: que es el daño a la retina, la capa más interna del ojo, causado por un inadecuado control de la glucosa durante un periodo prolongado. Aunque la mayoría de las personas con diabetes tipo 1 y muchos pacientes con diabetes tipo 2 experimentarán finalmente algún grado de retinopatía, el diagnóstico temprano y un tratamiento adecuado pueden detener la pérdida de visión. Mantener la hemoglobina glicosilada (HbA1C) por debajo de 7% retrasa su aparición. Las personas que sufren retinopatía diabética no suelen notar cambios visuales drásticos, especialmente al inicio de su enfermedad, cuando puede ser tratable, lo que pone de manifiesto la utilidad de las revisiones periódicas.
  • Cataratas: las cataratas son un oscurecimiento del cristalino que bloquea o cambia el modo en que la luz alcanza el ojo.
  • Glaucoma: que es un incremento de la presión del fluido en el interior del ojo que provoca daños en el nervio óptico y pérdida de visión. Los diabéticos presentan el doble de riesgo de padecer glaucoma que el resto de las personas.
  • Edema macular: una acumulación de líquido en la zona más sensible de la retina que causa visión borrosa en la parte central o lateral del campo visual.
  • Desprendimiento de la retina: una de las causas más comunes de ceguera en la diabetes, que tiene lugar cuando los vasos sanguíneos separan la retina de la parte posterior del ojo.

Cambios en la graduación

Además de estos posibles problemas, en los diabéticos las oscilaciones en los niveles de glucemia provocan variaciones refractivas, que derivan en aumentos o pérdidas de la agudeza visual. Ante un episodio de hiperglucemia, el cristalino experimenta variaciones que desembocan en miopía, lo que hará que el afectado tenga dificultades para ver de lejos. Cuando se controla rápido la glucemia, se produce justo el efecto contrario.

Todas estas variaciones son transitorias hasta que se consigue estabilizar la glucemia. Tanto es así que los cambios refractivos continuos pueden indicar que el paciente padece diabetes, mientras que en las personas ya diagnosticadas se suele manifestar un descontrol metabólico.

Lentes de contacto desechables, solución transitoria

En estos lapsos de tiempos en los que se perciben cambios refractivos por un descontrol glucémico, se recomienda utilizar lentes de contacto desechables. Se trata de una solución cómoda, rápida y eficaz, que evita cambiar las lentes de las gafas hasta que la graduación se estabilice.

Se trata de una solución cómoda, rápida y eficaz, que evita cambiar las lentes de las gafas hasta que la graduación se estabilice.

Por todo ello, lo ideal es que los diabéticos tengan muy en cuenta la necesidad de someterse a revisiones periódicas de su visión con el fin de detectar a tiempos estas complicaciones y evitar problemas mayores como la ceguera. Aquí encontrarás un calendario de con qué frecuencia realizarte tus revisiones.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Diabetes
 

Especial

Diabetes

PUBLICIDAD

Salud en cifras

76%
aumentaron los casos de malaria en Venezuela en 2016 a causa de la crisis económica
'Fuente: 'Foro Malaria en las Américas 2017, convocado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS)''

PUBLICIDAD