PUBLICIDAD

Salud al día
Enfermedad de Behçet
La aparición de úlceras en la boca y los genitales puede ser debida a la enfermedad de Behçet, un trastorno inflamatorio de causa desconocida en el que la afectación ocular marca su gravedad.
Escrito por Dra. Sari Arponen, Especialista en Medicina Interna y enfermedades infecciosas del Hospital Universitario de Torrejón

Tratamiento de la enfermedad de Behçet

Tratamiento de la enfermedad de Behçet

Existen varios tratamientos tópicos para las aftas asociadas a la enfermedad de Behçet.

Dentro del tratamiento de la enfermedad de Behçet, hay que abordar cada síntomas a tratar. Las aftas orales y genitales se pueden tratar con tratamiento tópico cuando son leves. Para ello se suelen utilizar formulaciones magistrales con anestésicos y corticoides en forma de solución acuosa (para la boca) o crema (para los genitales). Otros tratamientos locales posibles son el jarabe de doxiciclina, el sucralfato y la toxina botulínica.

En caso de aftas que aparecen de forma frecuente o si los síntomas son graves, se utiliza colchicina como prevención o corticoides como tratamiento. Otros fármacos útiles son los inmunosupresores, la dapsona y la talidomida.

En los pacientes que tienen afectación ocular es muy importante realizar una valoración por un oftalmólogo. Para su tratamiento se suelen utilizar los corticoides sistémicos y determinados inmunosupresores como la ciclosporina  y la azatioprina. En casos graves o que no responden al tratamiento puede ser necesario recurrir a otros fármacos inmunomoduladores e inmunosupresores como el infliximab, el adalimumab, el interferón alfa-2a, la ciclofosfamida, el micofenolato de mofetilo o el rituximab.

En el resto de los síntomas –neurológicos, articulares, vasculares o gastrointestinales– igualmente se utilizarán fármacos de los mencionados: corticoides e inmunosupresores. Si aparecen trombosis venosas o arteriales hay que utilizar además fármacos anticoagulantes. Si hay aneurismas arteriales puede ser necesario operarlos. En los casos de afectación del tubo digestivo se pueden usar enemas de glucocorticoides (si es el recto o el ano la parte afectada).

Inflmación ocular
Debemos prestar especial atención a cualquier episodio de inflamación ocular.

En algunos casos de enfermedad de Behçet que no responde a ningún tratamiento se ha probado con la leucocitoaféresis, que consiste en sacar por un método de adsorción los neutrófilos de la sangre.

10 Consejos para el día a día de los pacientes con Behçet

La Sociedad Española de Reumatología (SER), con la colaboración del Dr. Jenaro Graña, del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, y de Montserrat Pàmies, paciente y ex presidenta de la Asociación Española de la Enfermedad de Behçet, han elaborado un decálogo de pautas y consejos para mejorar la calidad de vida de los pacientes con esta patología:

  1. Informarse sobre la enfermedad

    Es importante que los pacientes tomen conciencia de las características de su enfermedad, de sus síntomas y de cómo estos pueden cursar en brotes intermitentes. Por ello, deben consultar cualquier duda con su médico o recurrir a fuentes de calidad o asociaciones de pacientes, así como avisar al especialista en caso de aparición de alguna manifestación grave distinta a las habituales.

  2. Cuidar la salud de la boca

    Las aftas orales típicas de esta enfermedad son en ocasiones resistentes a los tratamientos, por lo que conviene tratarlas con anticipación recurriendo a corticoides tópicos e intentar prevenirlas cuidando debidamente nuestra salud bucodental. En paralelo se debería evitar en lo posible las comidas potencialmente erosivas, como pueden ser las patatas fritas, las nueces o la corteza del pan.

  3. Usa ropa interior de algodón y geles sin perfume

    Con el fin de cuidar las úlceras genitales es aconsejable evitar utilizar ropa estrecha o poco transpirable, mientras que se recomienda que la ropa interior sea preferiblemente de algodón. Para la higiene íntima, es preferible emplear productos específicos que ayuden a calmar la zona, y prescindir de geles perfumados. Para las mujeres es mejor que utilicen compresas de tela.

  4. Mimar la piel

    En los afectados por Behçet la piel puede presentar una respuesta inflamatoria a las pequeñas heridas, pinchazos o raspaduras, por lo que conviene saber curarlos bien cuando se produzcan. Igualmente, deben extremarse los cuidados si se tiene algún tatuaje.

  5. Vigilar los síntomas oculares y estomacales

    Uno de los mayores riesgos en estos paciente es la afectación ocular, por lo que cualquier episodio inflamatorio deben ser evaluado por un oftalmólogo para establecer cuanto antes el tratamiento correspondiente.

    Igualmente, pueden aparecer manifestaciones intestinales, con dolor y diarrea, en ocasiones causada por fármacos como la colchicina. En esos casos hay que implantar los hábitos dietéticos para controlarla, como por ejemplo disminuir la ingesta de lácteos.

  6. Vía libre a las relaciones sexuales

    Conviene recalcar que las aftas genitales no transmiten ninguna enfermedad a tu pareja sexual, por lo que no está contraindicado mantener relaciones íntimas; aunque sí puede ser recomendable que la zona esté bien lubricada.

  7. Prestar atención a los problemas circulatorios

    En ocasiones pueden presentarse complicaciones circulatorias tanto arteriales como venosas, que suelen ser graves y requieren valoración urgente. En cambio, las pequeñas retenciones de líquidos o cambios de color sin dolor no revistan importancia.

  8. Comunícate con tu reumatólogo y vigila tu estado anímico

    Es importante que comentemos con nuestro médico la aparición de síntomas, sus características y desencadenantes, como los dolores de cabeza o la artritis, que suele ser de curso agudo e intenso, pero de evolución favorable. Otras manifestaciones, aunque menos frecuentes, van desde la orquitis, la epididimitis o la pericarditis, a vértigos o hipoacusia.

    Al ser una enfermedad crónica con diferentes afectaciones, puede llegar a repercutir psicológicamente en el paciente, por lo que conviene intentar mantener una actitud positiva y hablar con el experto cuando notemos cambios de ánimo o sentimientos negativos.

  9. Planifica el embarazo con tu especialista

    El embarazo no está contraindicado en las pacientes con enfermedad de Behçet, ya que esta patología no suele empeorar durante la gestación e incluso puede mejorar. Sin embargo, algunos de los tratamientos pautados sí son incompatibles, por lo que se recomienda planificar la gestación con el reumatólogo. 

  10. Abordaje multidisciplinar

    El síndrome de Behçet requiere una valoración multidisciplinar en la que formen parte oftalmólogos, dermatólogos, gastroenterólogos, neurólogos, cirujanos vasculares…, pero siempre contando con la visión global del reumatólogo.

Prevención de la enfermedad de Behçet

No hay ninguna forma de prevenir la enfermedad de Behçet, puesto que tampoco se sabe el motivo de que aparezca en las personas predispuestas genéticamente a sufrirla. Tampoco hay ninguna analítica ni determinación genética que permita predecir qué persona va a padecer la enfermedad.

Por todo ello, es importante que los pacientes con enfermedad de Behçet tengan un médico especialista experto en este tipo de enfermedades autoinflamatorias para realizar un seguimiento crónico y un diagnóstico y tratamiento precoz de los síntomas que pueden aparecer. Además, hay asociaciones de pacientes en muchos países que pueden suponer un apoyo a los afectados.

Actualizado: 21 de Mayo de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD