PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Frutas tropicales
¿Por qué no innovar en nuestro frutero haciendo un hueco a nuevas y exóticas frutas tropicales? Te proponemos diez de las más llamativas, atrévete a probar sus sabores y disfrutar de sus virtudes.
Escrito por Raquel Bernácer, Dietista-nutricionista

10 Frutas exóticas a descubrir

La lista de frutas que nos resultan exóticas para los que vivimos lejos de climas tropicales es innumerable. Colores, formas, olores y sabores que pueden sorprender a los gustos más experimentados. Aquí te traemos una lista para que descubras diez de las frutas tropicales más interesantes por sus usos culinarios o sus beneficios para la salud:

  • Carambola

    Carambola

    También conocida como: torombolo, chiramelo, tamarindo chino o culí, árbol del pepino, fruta estrella o fruta china.

    Origen o hábitat: Sudeste asiático (Indonesia, India, Sri Lanka, Malasia), Taiwán, América (Colombia, República Dominicana, Venezuela, México, Perú… y algunos países de Centroamérica.

    Descrita en Europa en el siglo XVII es conocida como la ‘fruta estrella’, por su forma estrellada al cortarla. No suele tener un sabor muy pronunciado, pero es muy utilizada para decorar diversos tipos de platos tanto dulces como salados. Se puede comer cruda, cocida o con una salsita de vinagreta. Destaca por su contenido en vitamina C, calcio, magnesio y fósforo. Es aconsejable escoger las piezas con un aspecto impecable y mantenerla en la nevera.

  • Pitahaya

    Pitahaya

    También conocida como: Pitaya o Fruta del dragón.

    Origen o hábitat: México, Nicaragua, Perú, Colombia, Israel, China y Vietnam.

    Existen variedades con piel de color rojo o amarillo. La amarilla tiene una pulpa blanca y es la mejor para ser consumida fresca, ya que así es posible apreciar su sabor dulce y refrescante. Aporta mucho azúcar, minerales y tiene un alto contenido en agua, lo que la hace baja en calorías y las semillas no suelen consumirse, a no ser que se quiera aprovechar sus efectos laxantes. No es fácil que llegue a Europa, pero si se consigue comprar, se puede conservar hasta 12 días en un lugar fresco.

  • Tomatillo o alquejenje

    Tomatillo o alquejenje

    También conocida como: alquequenje, alquejenje amarillo, alchechenge, alfefengi, alkekengi, farolillos, halicacabo, tomate encarnado, tomate inglés,  uva espina de El Cabo, vejiga de perro, yerba mora…

    Origen o hábitat: regiones limítrofes entre Europa y Asia. México, Colombia, Perú y Huelva.

    Se trata de una baya pequeña de color dorado (la variedad Goldenberry) que suele venir siempre envuelta en su propia membrana, de consistencia muy fina. Tiene un sabor agridulce y su uso ornamental lo ha introducido en nuestra cultura de forma masiva, encontrándolo como elemento decorativo en repostería. Su color se debe a la presencia de betacaroteno, componente precursor de la vitamina A. Además, destaca el contenido en vitamina C y hierro. A parte de crudo, se puede emplear en estofados, salsas o conservas. Si la baya brilla nos indica que es de calidad. 

  • Kumquat

    Kumquat

    También conocida como: naranja china enana, Kinkan, Chuikan.

    Origen o hábitat: Japón, China, Australia, Argentina, Brasil, Sur de EE.UU., Grecia y España.

    Crece en pequeños arbustos que son muy apreciados desde el punto de vista ornamental, no obstante se considera como el cítrico más pequeño del mundo. El fruto se consume entero, puesto que la piel es fina. Hay que escoger las piezas maduras más firmes y con la piel en buen estado. Su forma suele ser oval (Nagami) o redonda (Marumi). La piel tiene un sabor entre dulce y ácido, mientras que la pulpa es más amarga. Aporta mucha vitamina C y un alto valor energético. Se utiliza para acompañar carnes grasas, preparar mermeladas o postres y puede conservarse en la nevera. 

  • Tamarillo

    Tamarillo

    También conocida como: tomate de árbol, tomate andino, tomate francés, sachatomate, chilto, cifomandra.

    Origen o hábitat: Perú, Argentina, Colombia, Ecuador, Bolivia, África, India, Sri Lanka y Nueva Zelanda..

    Es un fruto firme y de piel fina que recuerda al tomate en aspecto (ambos pertenecen a la misma familia botánica), pero no en sabor, ya que es entre dulce y algo especiado. Su pulpa es gelatinosa y contiene numerosas semillas. Hay que pelar la fruta antes de consumirla puesto que la piel amarga un poco. La pulpa puede utilizarse para ensaladas de frutas o triturada para hacer un mousse, helado, soufflés o mermeladas. Al igual que el kumquat, también se utiliza combinado con carnes grasas. Su contenido energético es bajo y es una fuente interesante de betacaroteno. 

  • Lima Kaffir

    Lima Kaffir

    También conocida como: sambal, combava, purut.

    Origen o hábitat: India y Sudeste Asiático, sobre todo Tailandia, y Madagascar.

    Se trata de una variedad asiática de lima muy aromática y apreciada en la cocina tailandesa. Se utiliza a rodajas para aromatizar currys, así como la piel y las hojas del árbol deshidratadas para cócteles o condimentos, o salsas como la teriyaki. Es algo más pequeño que el limón y es rica en aceites esenciales. No es fácil de encontrar, pero su uso en coctelería, sobre todo en gin-tonics, le está empezando a dar un lugar de privilegio en las fruterías especializadas. En algunas zonas de Asia incluso se utiliza en preparados cosméticos para darle brillo al cabello y fortalecerlo. 

  • Litchi

    Litchi

    También conocida como: lichi, lychee, leechee, lichee, ciruela china.

    Origen o hábitat: China, India, Japón, Malasia, Vietnam, África Oriental, Tailandia, Siria, Brasil.

    Se trata de una fruta de origen chino, muy aromática y de pulpa translúcida. Su piel ha de tener un color entre rosa y rojo oscuro, es pequeño y ovalado, y su sabor dulce, con cierto parecido a las uvas. Combinan tanto con platos dulces como con carnes, aves, pescados y arroces., Su valor calórico, como la mayoría de frutas, es bajo y su contenido en vitaminas y minerales destaca por el aporte de vitamina C, magnesio y fósforo. Se pueden comprar frescos, aunque es díficil enncontrarlos, o desecados, sobre todo en establecimientos orientales.

  • Rambután

    Rambután

    También conocida como: achotillo, lichas, litchi peludo, mamón chino, nefelio, Rambustán.

    Origen o hábitat: Malaysia, India, Indonesia, Costa Rica, Ecuador, Australia, México.

    De la misma familia que el litchi, el rambután posee una cáscara exterior rojiza con unos pelos ondulados, como si fuera un erizo. Su pulpa también es translúcida, tirando a blanca, de aroma exótico y delicado, textura como de uva y sabor similar al de las almendras. Es rica en carbohidratos, vitamina C y en menor medida en ácido fólico. Se consume idealmente cruda, y ha de conservar con altos niveles de humedad, mejor en bolsas, ya que a temperatura ambiente se secan rápido. Eso es, es tirando a caro. 

  • Fruta de la pasión o maracuyá

    Fruta de la pasión o maracuyá

    También conocida como: granadilla dulce, passiflora edulis, chinola, parcha, parchita.

    Origen o hábitat: América del Sur (Brasil, Colombia, Venezuela…), República Dominicana, algunas zona de Centroamérica, Caribe y EE.UU, Australia y algunos países africanos.

    Este fruto puede presentarse en dos variedades, morado y amarillo. Tiene un sabor intenso, afrutado y refrescante, con leves notas a albaricoque. El fruto es del tamaño de un huevo de gallina y está provisto de una piel correosa y lisa, que se arruga al poco de comprarla mostrando una pequeña pérdida de agua. Es por ello que debe consumirse lo antes posible. Su interior está compuesto por pequeñas bolsas llenas de líquido que contienen en su interior un gran número de semillas, que al eliminarlas junto con la piel nos permite obtener el zumo. Su sabor entre refrescante y agridulce. Aporta muchas calorías, vitamina A y C y minerales. Destaca su uso en la elaboración de bebidas refrescantes, helados, mousses, macedonias, postres y salsas.

  • Mangostán

    Mangostán

    También conocida como: mangosto, mangostino, mangostín, jobo de la India.

    Origen o hábitat: sudeste asiático (Tailandia, Malasia…), China, Borneo, Brasil, Madagascar.

    Considerado un manjar en Asia, es muy utilizado en la cocina tailandesa. Es difícil de encontrar puesto que debe cosecharse maduro, ya que no continúa con el proceso de maduración una vez recolectado. Es del tamaño de un tomate y tiene una cáscara púrpura. La pulpa es de color blanco resplandeciente y contiene en su interior varias semillas. Cuando está maduro puede conservarse en la nevera algunos días, ya que su cáscara dura lo protege, pero una vez abierto ha de consumirse rápidamente, ya que de lo contrario pierde sabor y aroma. Es entre azucarado y algo agrio, entre una ciruela y un melocotón. Suele consumirse fresca y se utiliza también en cremas ligeras, mousses y pasteles. En comparación con el resto de frutas, su contenido en azúcar es relativamente elevado.

Actualizado: 28 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

80%
de los españoles no toma un desayuno equilibrado y saludable
'Fuente: 'II Estudio Lidl-5 al día sobre los Hábitos del Desayuno en España''

PUBLICIDAD