Google+
YouTube

Dieta y nutrición

Alimentos transgénicos
Escrito por Adriana Hernández, periodista experta en nutrición y medioambiente
Ante algo nuevo siempre surgen miedos y dudas. Sobre los transgénicos, alimentos modificados genéticamente, muchos no tienen una idea clara ni de qué son ni de sus implicaciones. Intentamos resolver tus dudas.

Argumentos en contra de los transgénicos

Según estas definiciones de alimentos transgénicos, nos encontraríamos ante el país de las maravillas, un lugar donde la alimentación es perpetua y de calidad y en donde el fin del hambre en el mundo estaría al alcance de la mano, entonces ¿por qué se cuestiona tanto su producción?

Los productos naturales son variables y, por lo tanto, el riesgo cero no existe. En este sentido, los detractores de los alimentos transgénicos apuntan que esta técnica de cruce de genes puede provocar la resistencia de las bacterias orgánicas a algunos antibióticos útiles para el ser humano, además de posibles reacciones alérgicas, ya que se desconocen las consecuencias a medio plazo tras su ingestión.

Los que desconfían de los transgénicos también hablan de hongos y virus que ante la resistencia de su ataque muten hacia especies más peligrosas y desconocidas. Y del posible impacto sobre la biodiversidad al provocar la desaparición de ciertos organismos, como los depredadores naturales de las plantas o de los insectos encargados de llevar a cabo la polinización… En definitiva, los opositores sostienen que no hay una razón clara (más que la económica) para el avance de la manipulación genética de los alimentos.

 

Temas en este artículo

Actualizado: 24/05/2012

PUBLICIDAD

Entrevista

Dra. Montse Folch

Autora de 'Frutoterapia'

"Tomando una manzana diaria se reduce un 30% el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares"

 

40% se reduce el riesgo cardiovascular con el consumo diario de fruta

Un estudio realizado en China ha revelado que el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares se reduce entre el 25 y el 40% consumiendo fruta a diario.

Fuente: 'Sociedad Europea de Cardiología'

 

PUBLICIDAD