Metaverso, aplicaciones en el mundo de la salud

El metaverso es una realidad paralela en la que se pueden vivir experiencias sin desplazarse y que podría tener diversas aplicaciones en el ámbito de la salud. Analizamos cuáles son las expectativas y los riesgos de este mundo virtual.
Concepto de metaverso y salud

Actualizado: 28 de junio de 2022

Puede que hayas oído por ahí la palabra metaverso pero que todavía no sepas muy bien de qué va el tema. Eduardo Tornos y de Inza, experto en marketing digital, nos lo describe como “un sitio, una realidad virtual (un mundo artificial) persistente e interoperable que se generará en tiempo real y que cualquiera podrá experimentar simultáneamente si dispone de una conexión a internet y un dispositivo adecuado”, aunque reconoce que el metaverso no se puede describir de una sola manera y que hay casi más gente intentando explicarlo que explorando sus posibilidades.

PUBLICIDAD

Pero para hacernos una idea aproximada, se podría decir entonces que es una especie de entorno paralelo gracias a la realidad aumentada o virtual, una mezcla entre los medios sociales y un videojuego masivo en línea, que se consigue gracias a unos dispositivos como pueden ser unas gafas virtuales, un móvil, una tableta o un ordenador.

En el metaverso cada persona está representada con un avatar, que puede ser fiel a la realidad o modificado al gusto, y mediante esas gafas de realidad virtual o aumentada podremos interactuar con otros usuarios, por ejemplo, para hablar con amigos, trabajar con nuestros compañeros, visitar lugares, o vivir experiencias totalmente realistas, como por ejemplo acudir a una consulta médica abierta 24 horas, y todo esto sin necesidad de moverse del sitio.

El metaverso es un entorno paralelo de realidad aumentada o virtual, mezcla de medios sociales y un videojuego masivo en línea al que se accede con dispositivos electrónicos, como gafas virtuales

Parece algo propio de las películas ¿verdad? Y todavía lo es en cierta medida, pues queda mucho por desarrollar del metaverso; esto, según explica Eduardo Tornos y de Inza, se asemeja a lo que nos ocurrió con Internet, que pasamos de poder usarlo solo en ordenadores a tenerlo en nuestro propio bolsillo. El metaverso permite estar en internet e interactuar con lo digital presencialmente, aclara. Algunos medios actuales de acceso al metaverso, para que nos hagamos una idea de cómo sería, son los juegos de Minecraft, un concierto en Fornite o una visita al Museo del Prado en el Animal Crossing.

Niña jugando con la realidad aumentada

Este concepto, y todo lo que incluye, resulta prometedor en muchos aspectos, pero nosotros nos vamos a centrar en lo que el metaverso puede hacer en el entorno de la salud, aunque, como ya nos advierte Eduardo: “imaginar cómo será la asistencia sanitaria allí, su efectividad, sus implicaciones legales y éticas… pertenece al ámbito de la ciencia ficción”, por ahora… pero el mundo vuela.

PUBLICIDAD

Pero ¿qué puede hacer el metaverso por tu salud?

El pasado 28 de octubre, Mark Zuckerberg anunció el lanzamiento del metaverso de Facebook, que consiste en un universo virtual siempre conectado que supone una gran transformación digital desde la llegada de internet a nuestras vidas. Si llegase a tener éxito, de aquí a unos diez años, las fronteras entre el mundo real, analógico, y el mundo virtual, podrían llegar a desaparecer para siempre, y cosas que hacemos en persona, como visitar a un especialista médico podríamos hacerla en esta especie de Matrix, aunque esto, como ya advierten algunos expertos, también puede suponer un mayor riesgo para la salud física y mental por diversos motivos (sedentarismo, adicciones, soledad, abuso o acoso virtual…).

PUBLICIDAD

Aunque por otro lado, incluso desde la Organización Mundial de la salud (OMS) explican que “los avances en el área de big data e inteligencia artificial han abierto nuevas oportunidades para monitorear la salud y combatir las enfermedades no transmisibles. Los gobiernos y los responsables de la toma de decisiones en la región europea de la OMS pueden utilizar los datos para controlar los entornos digitales”.

En estas plataformas se puede desde practicar una operación en quirófano sin riesgos a descubrir cómo es una UCI o cómo prepararse para trabajar en una de ellas

Pensar en cómo será la asistencia sanitaria en el metaverso que no existe, y que no sabemos si existirá, puede ocuparnos mucho tiempo y nada sería concreto; por eso, es mejor que repasemos algunos de los usos de la tecnología disponible y que está aportando valor en el mundo de la salud mediante la virtualización de algunas dinámicas del mundo físico, nos explica Eduardo.

PUBLICIDAD

Así, en estas plataformas se puede desde practicar una operación en un quirófano, sin riesgos, a descubrir cómo es una UCI o cómo prepararse para trabajar en una de ellas. Esto tiene la gran ventaja de que ayuda a formar a todos aquellos sanitarios sin ninguna clase de riesgo y de manera muy real. Solo en Europa se calcula que se producen unos 95.000 fallecimientos por errores médicos. “Creo que no es discutible el valor que aporta la realidad virtual (VR) y aumentada (AR) en la formación de los profesionales de la salud. Puedes hacerte una idea de su impacto viendo lo que están haciendo plataformas como Ossovr, Vrhealth.institute o Immersium Studio en la virtualización de las dinámicas de trabajo en quirófano o en entrenamiento de los equipos que atienden urgencias”, nos cuenta el experto en márketing; ahora los estudiantes de enfermería, medicina o fisioterapia tienen maneras distintas de afrontar las asignaturas de anatomía gracias a estas nuevas tecnologías.

Anciano usando la realidad aumentada para tratar sus enfermedades

Pero no queda ahí la cosa, sino que también permite acudir a congresos y a reuniones científicas sin necesidad de desplazamiento, lo que supone un gran ahorro económico y medioambiental sin perder la sensación de estar en un mismo sitio acompañado por personas.

PUBLICIDAD

Hoy en día ya se están usando la realidad virtual y la realidad aumentada para cosas tan variadas como:

  • Ayudar en la realización de técnicas quirúrgicas, planificando mejor las cirugías.
  • Apoyo a las terapias de rehabilitación y fisioterapia.
  • Una herramienta para tratar fobias y adicciones, haciendo terapia mediante avatares, lo que reduce el miedo o la vergüenza.
  • Realización de pruebas médicas como la colonoscopia.
  • Medio para entretener a los niños en actuaciones médicas, lo que disminuye su percepción de dolor y de ansiedad.
  • Se está investigando su aplicación en el tratamiento del dolor del miembro fantasma, del dolor oncológico y en los cuidados paliativos, entre otros.

Respecto a esto último, Eduardo Tornos nos explica que el pasado mes de noviembre la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó el programa Ease VRx de relievrx.com para la recuperación de pacientes con dolor lumbar crónico. Solo en Pubmed, un conocido buscador de estudios científicos, hay más de 900 artículos sobre el uso de la realidad virtual aplicada al tratamiento del dolor agudo y crónico, siendo la primera publicación del año 2000.

PUBLICIDAD

Riesgos del metaverso para la salud

Aunque el metaverso parezca muy prometedor de cara a posibles aplicaciones para la salud, también conlleva unos riesgos que hay que conocer. No hay que olvidar que la realidad aumentada o virtual se lleva a cabo de manera estática, lo que puede acabar aumentando el tiempo que estamos sin movernos. Esta inacción puede derivar en un sedentarismo que daña la salud y aumenta el riesgo de sobrepeso y obesidad.

El Dr. Kremlin Wickramasinghe, jefe interino de la Oficina Europea de la OMS para el Medio Ambiente, Prevención y Control de Enfermedades No Transmisibles, ha declarado que “pasar más tiempo en línea conectado al metaverso con dispositivos puede reducir los niveles de actividad física y brindar a los anunciantes muchas más formas de promocionar productos no saludables como comida basura, tabaco o alcohol”, por lo que se haría necesaria una regulación en este sentido.

La realidad aumentada del metaverso se realiza generalmente de manera estática, por lo que puede aumentar el riesgo de sedentarismo, sobrepeso y obesidad

“Aunque se está escribiendo mucho sobre las consultas en el metaverso, tengo dudas sobre el valor que puede aportar el encuentro virtual mediante avatares de los pacientes y los profesionales de la salud… Sin entrar en aspectos éticos o legales, ¿la metaconsulta puede sumar algo en términos de eficacia, ahorro de tiempo, mejora del diagnóstico, o de prestación de servicios a la teleconsulta o la videollamada?”, reflexiona Eduardo Tornos.

Niño jugando con la realidad aumentada

Otro de los inconvenientes que podría tener el metaverso es que se cree que se establecerán una gran cantidad de micropagos, por ejemplo, costará dinero cambiar la ropa a nuestros avatares, construir algo, o hacer algún plan en la realidad virtual, todo igual que si lo hiciésemos en la vida real. Esto puede suponer que muchísimas personas se queden a priori fuera de su acceso, o que incluso otra, como ocurre con el juego online, puedan caer en peligrosos despilfarros.

Todo esto no dejan de ser suposiciones, pero todavía queda mucho por descubrir de este nuevo tipo de vida 4.0. “Formación, capacitación en hard y softskills, espacios de trabajo y encuentro entre profesionales, investigación, tratamientos… El metaverso, considerado como esa manera diferente de realizar actividades en y con apoyo de lo digital está aportando valor al mundo de la salud. Aunque faltan años para que podamos ver el metaverso que nos presentan las películas, ya podemos explorar las posibilidades que ofrece la virtualización de distintas dinámicas del mundo físico”, explica Eduardo, ¿te atreves a explorarlas?

Creado: 12 de abril de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD